Cultura

Los festejos de antaño: La fiesta de la Virgen del Carmen

Entre todas las fiestas religiosas del antaño chivilcoyano, la más popular fue la de la Virgen del Carmen, o Nuestra Señora del Monte Carmelo, una de las imágenes más antiguas de la devoción mariana. El origen de ésta se remonta al Monte Carmelo (Tierra Santa), en la época de las Cruzadas, escenario de muchos episodios bíblicos, tierra de disputa entre cristianos y musulmanes. El fervor popular que despertaba, y aún despierta - aunque con menos entusiasmo- la imagen de la Virgen, es evidente cuando comienza el mes de julio. En el pasado se interrumpían por la tarde las actividades laborales lo que permitía la gran concurrencia, práctica que en los últimos años ha desaparecido. Pero queda en la memoria de muchos la añoranza de esa postal con los banderines, gallardetes de origen napolitano, las luces, que ponían un toque de color al sector de la Av. Villarino, donde se encuentra la Capilla que se llenaba de plegarias elevadas por los fieles participantes de la tradicional misa y procesión. Junto a la actitud religiosa puesta de manifiesto en ellas, coexistía el momento expansivo en el cual el barrio se llenaba con el bullicio y la alegría de espectadores, participantes en distintos juegos, sorteos y, la emoción y asombro ante los tradicionales fuegos de artificios que cerraban la jornada.

Cultura
Ver más noticias