Opinión

Canallas

por Pablo Poggi (*)
domingo, 29 de enero de 2023 · 08:00

I

Houston… tenemos un problema

Que frase icónica para expresar cuando no sabés qué carajo hacer. Sobre todo cuando lo que tenés que hacer es resolver problemas, y la política es para resolver problemas y no para crearlos, bueno, hoy la política ha cambiado ese rol y se ha convertido en una maquinaria irrefrenable de crear problemas, ¡como si no tuviéramos!

Ya desde chicos arrastramos el tema este de los problemas, yo no sé si ustedes se acordarán como nos mandaban de chicos al colegio, nos ponían esos pasamontañas que parecíamos adherentes de Quebracho o Al Qaeda y así y todo íbamos a la escuela; pero al llegar la maestra nos decía: “chicos, les traje un problema”, pero será posible?! Cargo una mochila que pesa unos 30 kilos, mis compañeros me llaman “cara con manija”, me comen las masitas en el recreo y ¡esta señora nos trae un problema! Ya desde la escuela nos arruinan la vida. Y uno crece y deposita la confianza en la política, para que lo resuelvan, pero no, la política ha decidido seguir con ese plan de mierda de la maestra. Entonces te trasladan sus incompetencias a uno, a saber: a) debemos nosotros controlar precios; b) debemos nosotros denunciar al evasor; c) debemos nosotros certificar que todo lo que ellos hacen esté correcto; d) debemos nosotros elegirlos a ellos para que nosotros hagamos su trabajo que dicen hacer ellos para nosotros. Digo yo, pregunto: ¿no será mejor poner más de nosotros y menos de ellos a tomar decisiones? Por ahí empezamos a solucionar algo.

II

C'est la vie Massa

La vida es maravillosa, lástima nosotros. La vida es hermosa, pero tiene sus complejidades: las catástrofes ecológicas, las guerras, el racismo, la violencia doméstica… y tiene a Massa en su multiverso. Un Massa que tiene una carrera política tipo catálago de Avon, hay para todos los gustos, veamos las versiones: UceDé hasta el año 1990, donde pasó, como tantos otros, a las filas del entonces PJ menemista hasta el 2013 que fundó el Frente Renovador (en realidad es un espacio RSU, recicla todo), pero desde el 2003 hasta el 2011 se puso el traje del Frente para la Victoria, pasando por UNA en la temporada 2015/2017 y lanzó una nueva miniserie en 2017/2019 1País para terminar en el Frente de Algunos del 19 al presente, ejemplo más que claro para entender el por qué no resuelven los problemas: si no pueden resolver esa crisis de identidad, que carajo van a resolver los problemas de los demás. De aquellas consignas: “voy a meter presos a los de La Cámpora”, “yo no quiero que el kichnerismo siga” y algunas otras más que hacen subir la presión, a hoy ser el Ministro de Economía del ajuste de La Cámpora, esta especie de surrealismo político que sólo lo podemos conseguir en nuestra amada Argentina, y como si fuera poco con alguna posibilidad de ser el candidato presidenciable de “les chiques para la liberación (de kioscos)” es lo que nos lleva a pensar que estamos en manos de una banda de insanos, que aquella maestra los marcó a fuego, sin embargo, la vida es hermosa… pese a Massa.

III

Canalla, canallada, canallesco

La etimología del sustantivo canalla viene de la voz italiana “canaglia”, fusionando a can (“perro”) y este forzado sufijo peyorativo aglia (“allá”), entonces la voz castellanizada sería “juira perro”, en realidad sería estirando la i: “juiiiiiiiira perro”. Eso es lo que el señor Intendente quiere expresar en sus reiterados usos y variaciones de la voz “canalla”. Yo al principio pensé que debía ser algún tipo de homenaje a Rosario Central, pero no, ha encontrado en este sustantivo un modo explícito de mandar “aglia” a sus adversarios políticos. Estudiando y revisando este caso, creo que nuestro Intendente está influenciado por los culebrones mexicanos de la década del ‘90 (Marimar, María la del Barrio, Rosalinda), donde la utilización del sustantivo servía para todo, voy a dar unos ejemplos:

“Tú eres un canalla Enrique Carlos Santos Burguiño”, escena frecuente de estos culebrones, que servían tanto como para cuestionar al protagonista si las dejaba embarazada y se iba con otra y/o para anoticiarlo de que sabía que era hijo de un millonario, por eso, el concepto de canalla se ha ido devaluando tras el paso de estas novelas por los hogares argentinos. Otro uso era la variación “canallada”, veamos: “Esto que tú me haces, Leopoldo Jorge Aguilar Corazón Trujillo, es una verdadera canallada”, esta escena casi siempre estaba cerca de una ventana donde se veían a mujeres riéndose del dolor de la protagonista, recurso muy frecuente cuando la buena en realidad no era tan buena, y aquí podemos observar el uso del giro “verdadera canallada” porque claramente a veces no lo parecían, porque en realidad la buena se acostaba con el chofer del rico en la cama del rico, así que había que reforzar la idea. Y por último la fantástica estrella: “canallesco”, creo que supera todo, está por encima de cualquier etimología de victimización, muy usada en los desenlaces, sobre todo en las escenas finales de los casamientos: “Míralo a ese embustero de Rafael Federico Castillas Puebla, casarse ahora, justo ahora que heredó la hacienda… (mirando con ceño fruncido a un caballo) esto es canallesco, lo pagará con creces esa mosquita muerta”, ahí sube la música y ya sabemos que habrá otra temporada.

Bueno, para mí, esta influencia cultural, llamémosle así, es la que domina a nuestro jefe comunal a la hora de expresar sus fastidios. He tenido acceso al audio entero que fue viral hace unos días y reafirma mi teoría de esta influencia de culebrones, a continuación la desgrabación real del audio:

- No sé por qué me dices esto Guillermo Alejandro? (se oye de fondo una bachata)

- No te hagas el presuntuoso y atiéndeme un momentico… (sonidos de oficina)

- Pero no sé de qué me hablas Guillermo Alejandro, me estás lastimando con tus palabras.

- Lastimando? Pero, óyeme, coyote con piel de cordero, esta canallada me ha enfadado más que el Tata Martino a los mexicanos. No habrá pala cargadora, ni máquina de garrafón, ni un saco de tierra, ni un emparedado tendrán mientras esté en la hacienda, y espero estar tantísimos años más. Esta es la última, basta.

(*) Ex galán de culebrones.

Comentarios

29/1/2023 | 15:56
#188048
Me pareceee querido Poggi G GGGGGG