Antonio Hnos.

lunes, 22 de octubre de 2007 · 00:00

El primer negocio estuvo instalado en la avenida Ceballos 310, en un pequeño galpón fabricado en los fondos de una casa de familia. Por aquellos, años el fuerte de la empresa fue la fabricación de regaderas y tambores para kerosene.

Años más tarde fueron comprados los lotes donde se construyó el actual edificio de la fábrica, en la avenida De Tomaso 530, en una superficie de 1500 m2. Corría el año 1970.
Una vez instalados en el nuevo local, los hermanos Antonio fueron anexando la fabricación de elementos destinados a la apicultura, entre ellos una máquina proyectada y patentada para la recuperación de miel y cera.
La misma pegó muy fuerte en el país y luego fue exportada a Chile. No obstante el destino principal de los esfuerzos de la empresa, también hubo tiempo para fabricar y comercializar elementos para el agro, tales como molinos, bebedores y tanques.

Conocidos ampliamente en la provincia de Buenos Aires y el país, a través de las presentaciones exitosas en las exposiciones del rubro, la firma comenzó la difícil tarea de exportar, logrando su cometido en los últimos años. Hoy la puerta está abierta hacia el exterior, siempre sin descuidar la plaza local, fuente que mantuvo a Antonio Hermanos durante tanto tiempo en el mercado.

La empresa actualmente cuenta con un personal de 10 empleados, quienes desempeñan sus tareas en la fabricación, comercialización y administración. A la par de las actividades en la fábrica, los Antonio se han dedicado a la explotación agropecuaria y avícola.
La empresa fue siempre administrada por los hermanos José y Luis Antonio, teniendo un fuerte apoyo en la parte administrativa y comercial de Liliana Antonio.

Comentarios

15/8/2020 | 19:45
#0
Buenas noches. Quisiera comunicarme con uds,porq andamos con ganas de comprar una máquina derretidora de cuadros con cera, para recuperar. Muchas gracias