Bomberos Voluntarios

lunes, 22 de octubre de 2007 · 00:00

La historia de una prestigiosa institución

Chivilcoy, en la década de 1940, ya era una ciudad importante en el interior de la Provincia de Buenos Aires. Industrias, comercios, establecimientos educativos de varios niveles, instituciones públicas y privadas se destacaban por su importancia, que sin duda influían en el quehacer ciudadano, centro social y económico de relevancia.

En varias oportunidades, surgió la idea de crear un Cuerpo de Bomberos Voluntarios, postergada por diversos motivos. La iniciativa no pasaba de los primeros intentos. Pero la pequeña llama de la preocupación seguía latente, hasta que un 10 de octubre de 1944, en la reunión de la comisión directiva del Centro Comercial e Industrial de Chivilcoy, presidida por Julio Cánepa, se propone por nota la creación de un Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

La moción fue plenamente compartida por los miembros de comisión, quienes propusieron realizar una campaña solicitando donaciones.

Cánepa ofrece un motor o bomba, con la finalidad de que pueda ser el principio de la formación del Cuerpo Activo. Mientras tanto, continuaban las gestiones y se consideraba el tema en los distintos niveles, hasta que el 17 de marzo de 1945 se resuelve la fundación del citado Cuerpo de Bomberos, en fecha a determinar, lo que finalmente se daría el 7 de julio de ese mismo año. Se propone convocar a los Bomberos de Saladillo, para realizar un simulacro. Se fijan las pautas de ingreso de los aspirantes, que debían tener 22 años como edad mínima, con servicio militar cumplido, con ocupación "honesta y conocida". Las instrucciones se realizan los domingos en el predio de la avenida Güemes, entre Maipú y Pringles, en el Prado Español, hoy la abandonada ex empresa Torque.





El 8 de diciembre de 1945, el recientemente formado Cuerpo de Bomberos Voluntarios, interviene por primera vez desde su constitución en el incendio ocurrido a las 6.30, en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, en oportunidad de celebrarse el Día de la Inmaculada Concepción de María, donde cientos de chicos tomaban la primera comunión. Había en el templo alrededor de 3.000 personas.

El incendio se inició en los colgantes, cerca del altar, lo que provocó pánico entre los feligreses, produciéndose escenas de desorden y alteración al pretender salir del templo.

Efectuada la convocatoria por medio de la bomba de estruendo, los bomberos concurrieron rápidamente a la sede del Centro Comercial, en Avda. Soárez 33, donde se depositaban los elementos contra incendios. Se dirigieron hacia la Iglesia utilizando un Ford T de Eduardo Urrejola, miembro de la comisión, para transportar la motobomba de arrastre. Ese primer accionar destacado de los servidores públicos en la tarea de sofocar un siniestro, encontró un eco favorable entre los habitantes de Chivilcoy, que expresaron -y así lo siguieron haciendo invariablemente a través de los años-, su enorme reconocimiento.

En 1959, durante la intendencia de Roberto Dematti, la Municipalidad cedió en préstamo a la Sociedad de Bomberos Voluntarios el inmueble de Lavalle 28. En 1971, ante el crecimiento del número de unidades que fueron incorporándose, se solicita al Ejecutivo municipal, durante la gestión del ingeniero José María Ferro, la cesión del predio ubicado en la intersección de las calles Pueyrredón y General Rodríguez, donde se levantó el cuartel, la administración y una serie de locales comerciales hasta en un primer piso -donde hay un gimnasio-, que sirven como fondos genuinos para mantener a la institución. El permanente apoyo de la comunidad, brindado en las cenas a beneficio o en la compra de las tradicionales rifas, sirve para que la institución siga creciendo y sea un orgullo para todos.

Cumplieron distintos períodos como presidentes de la Sociedad de Bomberos Voluntarios, Julio Caggiano, Julio Andrés Frascini, Horacio Daniel Traglia, entre otros.

En estos momentos, el presidente de la comisión directiva es Antonio Enrique Destéfano, mientras que el jefe del Cuerpo Activo es Hernán Prando.
 

Comentarios

7/8/2020 | 10:02
#0
Mis respetos a todos los que ejercen ese servicio a la Comunidad arriesgando su vida para los demas. Un saludo especial para Juan Manuel Morrone.