Presión impositiva sobre el agro: de cada 100 pesos producidos, el Estado se lleva 60

Según el último informe elaborado por FADA, se estima que la presión tributaria en territorio bonaerense llega al 63,2%, mientras que en La Pampa es del 62,2% y en Santa Fe 60,4%
jueves, 4 de abril de 2019 · 19:49

En el sector agroindustrial argentino, uno de temas que se aborda de manera habitual es la presión impositiva sobre la producción, en todos sus niveles. En este sentido, un trabajo elaborado por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) permite examinar en detalle esta situación. En su último informe trimestral, se desprende que a nivel nacional, de cada 100 pesos generados en la producción primaria de granos, 60 tienen como destino final las arcas del Estado.

La medición de marzo  2019 marca una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 60,6% promedio en cultivos desoja, maíz, trigo y girasol. En el desagregado por cultivo, las cifras son de 67,8% en girasol, 65,8% en soja, 53,3% en trigo y 52,3% en maíz.

Al revisar los números en cada provincia, se desprende que la mayor presión impositiva se registra en la provincia de Buenos Aires. De acuerdo a la entidad, en territorio bonaerense llega al 63,2%, seguida por La Pampa 62,2% y Santa Fe 60,4%

A la hora de medir impuestos de alcance nacional, los más elevados son en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, mientras que San Luis y La Pampa se hallan un escalón más abajo. Distinto es el escenario en el caso de los tributos provinciales.

De acuerdo a FADA, en Buenos Aires, la carga tributaria representa unos 1.061 pesos por hectárea, la mayor parte inmobiliario y el resto ingresos brutos. En paralelo, los municipios cobran sus propias tasas, que suman en promedio (teniendo en cuenta la dispersión que existen en territorio bonaerense con la Tasa Vial) unos 173 pesos extras, por lo que el total asciende a 1.234 pesos por hectárea.

En el territorio bonaerense existe, además, un reclamo respecto de las tasas municipales, concretamente la vial, que se destina a la reparación de caminos rurales y que registró aumentos de hasta 90 por ciento en algunos distritos.

 

Fuente: Infocielo

Comentarios

5/4/2019 | 22:55
#1
Para colmo el Estado es socio en las ganancias, pero no en las pérdidas. Convirtiéndose así en un parásito de los productores. Deberían eliminarse los impuestos a las exportaciones y aumentarse los impuestos a las importaciones excepto los relacionados con la salud y algunos insumos estratégicos y los que son muy necesarios para nuestra propia producción industrial para no subirnos a nosotros mismos los costos de producción. Además se debe derogar el IVA para desaficciar la economía, estimular el consumo, lo que llevaría a un incremento de la demanda y por lo tanto de la ocupación. Todo ello conformaría un círculo virtuoso. Otros impuestos que se deberían aumentar para compensar la pérdida para el Estado de estos ingresos son al tabaco, a las bedidas alcohólicas y al juego.