Abro debate

Embriones criopreservados por 14 años, se separa la pareja y ella decide tener su hijo. ¿Está bien o mal autorizarla si el hombre se niega?

Por: Dr. Emmanuel Langone
domingo, 19 de mayo de 2024 · 08:00

El Tribunal Colegiado de Instancia Única de Familia de 4ª Nom. de Rosario, autorizó el 11/3/2024, que le implanten a una mujer los embriones que criopreservó con un hombre del cual se separó hace 14 años. El hombre no quiere ser padre, entonces el juez autorizó que “pase a revestir la calidad de donante anónimo”. Vale aclarar, que el hombre revocó su consentimiento dado en el pasado.

 Aun así, autorizó la transferencia de los embriones a la mujer, con la condición de “que ese niño que eventualmente nacerá no será su hijo”. 

Y ello, porque la mujer mantuvo “su voluntad de implantación de los embriones conformados con el esperma de su ex pareja, sabiendo, aceptando y comprendiendo que será en el marco de un proyecto monoparental y que ese niño que eventualmente nacerá, no será anotado como hijo de aquel”.                              

Allí nace el debate jurídico-social, para usted señor lector/a, ¿es justo que el Sr. vea un hijo suyo que no consintió con el dolor que ello conlleva?, o en contraposición, ¿es justo que la Sra. no pueda procrear amén de tener embriones conservados por rechazo del hombre? Esa es la polémica. Los fundamentos del Tribunal, fueron que la filiación (reconocimiento de hijo) puede tener lugar por naturaleza, mediante técnicas de reproducción humana asistida, o por  adopción.                                                                                                                     

Así las cosas, la filiación por adopción plena, por naturaleza o por reproducción humana asistida, matrimonial y extramatrimonial, surten los mismos efectos, según el Código Civil y Comercial.                                                                                          

Por ello, la autonomía reproductiva tiene respaldo en la Convención para la eliminación de todas formas de discriminación contra la mujer, arts. 10, 11 y 16. Este derecho reproductivo comprende derechos reconocidos tanto en leyes nacionales 25.673, 26.862 como en instrumentos de Derechos Humanos.                                  

Y la autorización concedida, se basa en el derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos, espaciamiento e intervalo de los nacimientos, de disponer información y medios para acceder al nivel más elevado de salud sexual y reproductiva y a la tecnología médica necesaria para satisfacerlo. Mientras la filiación por naturaleza reconoce su origen en el acto sexual y, por ende, en el elemento biológico, la filiación por TRHA se funda en el acto médico y, en consecuencia, en el elemento volitivo, con independencia del dato biológico o genético.                                                                

Que el hombre quiera pasar a ser donante anónimo, en nada contraría a la norma, dado que el vigente es un sistema de “anonimato relativo”, por los arts 563 y 564 del CCyC, que regulan el derecho a la información (y su contenido) para los nacidos por THRA.     

En el país existen dos bancos privados que ya cuentan con un “Programa de Identidad Abierta (PIA)”, que permite al nacido por donación acceder una vez cumplidos los 18 años a la información identificatoria del donante sin que sea necesaria la intervención judicial. ¿Qué opinan al respecto? ¿Está bien o está mal la decisión judicial?

Comentarios

29/5/2024 | 23:33
#188048
Éste tiene cara de experimento...me da impresión.
19/5/2024 | 09:31
#188047
Promocionando a saquito de hule