Opinión

"El fondo y las formas"

jueves, 23 de septiembre de 2021 · 00:55

No importa la dureza de las palabras. No tiene mayor relevancia si una carta se hace pública luego de agotarse instancias privadas de diálogo.

La armonía política de un gobierno tiene sentido si el rumbo es el correcto y el pueblo crece en paz y prosperidad. Pero si el desencanto acecha, los políticos de raza anteponen su visión urgente y gritan sus verdades.

Prefiero la tensión de los vientos y maniobrar rápido, que un gobierno oscuro que endeude, extermine empresas y fugue divisas a espaldas del pueblo.

No me importan las formas por ahora. Por supuesto que sí me importarán dentro de 20 o 30 años cuando (ojalá) seamos un país más desarrollado.

Ahora quema la pobreza, el dolor del alimento caro y los remedios incomprables.

Sólo salir del pozo nos traerá el verdadero alivio y la real esperanza.

Seguimos pensando.

Comentarios

29/9/2021 | 10:26
#2
15 o 20 años teniendo la plata escondida y sin pagar impuestos y reconociendo que evadir es la forma de hacer plata, sin que los medios nos informen correctamente, es engañarnos sobre el fondo de la cuestión, que es que muchos sostienen a pocos, y mientras haya personas que no llegan a la calidad de vida humana, habrá que seguir trabajando en ello.
26/9/2021 | 11:12
#1
Dice Ud. que no le importan las formas....Sin embargo, la Democracia se basa y nutre ,precisamente, en las formas. Ellas son la forma en que se ejerce el Poder; la forma en que se respeta la Independencia de los Poderes Republicanos: la forma en que se asegura la Libertad de Expresión; la forma en que se vigila la Decencia en los Procedimientos Administrativos, entre otras muchas más. Esa es la esencia de las Formas Democráticas.
25/9/2021 | 20:44
#0
Décadas de peronismo y cada vez más pobreza, empresas denostado como el mal de la sociedad que por cargas sociales e mpuestos cierran, estudiantes universitarios que estudian para irse, pobres que sueñan con trabajar para el estado... Los políticos son los que generan grietas y prosperidad propia