Opinión

¿Qué es ser peronista hoy?

Por: Guillermo R. Pinotti.
martes, 1 de junio de 2021 · 09:32

Es sorprendente y casi indescifrable, como con el paso de los años cambian las cosas y las formas, y las actitudes pero, sin embargo, perduran muchas veces en el tiempo con el mismo nombre. A tal punto que uno muchas veces se detiene, observa alrededor, mira hacia adentro, y piensa quien es, dónde está y, si de formas de ideas se trata, a quien pertenece. El sentido de pertenencia desde las transformaciones políticas, un movimiento revolucionario popular es aquel que se manifiesta espontáneamente, casi inesperadamente en un momento dado. Algo que contagia abruptamente y se multiplica combinando quizás más emoción e instinto que sentimiento. El sentimiento toma arraigo después, es lo que perdura. Y esto fue el peronismo aquel 17 de octubre en Plaza de Mayo. Espontaneidad, explosión, emoción. Y de ahí nació un sentimiento. Todo lo demás, independientemente de los protagonistas, son pésimas copias de algo que muy pocas veces se ve en la historia del mundo. Los actos armados, programados, sostenidos desde un beneficio económico (en sus múltiples formas), son una falta de respeto a aquel primer 17 de octubre y a quienes lo conformaron.

 En cuanto a quiénes somos, es otro enigma. Otros tiempos y otras circunstancias, y otros hombres, formas y actitudes, pero se siguen llamando peronistas, cuando en alto porcentaje difieren y son opuestos a aquel peronismo. Resulta que todos quieren sacar rédito emocional del peronismo, a tal punto que hay “peronistas” en todos los partidos, y dentro del peronismo desde los años setenta a la fecha confluyeron las más variadas ideologías de “derecha”, de “izquierda” y de “centro”. Neoliberales y progresistas. Esto lo convirtió en una ideología bizarra, donde con la suma del Kristinismo - Camporismo, muchos jóvenes piensan que muchos personajes (malas copias), son peronistas por nombrar a Juan Perón y Eva Duarte, hasta tal punto que no ven que estos viven como oligarcas – a los que Evita combatió -, y hablan sin embargo como “defensores” de los humildes. Presidentes de otros partidos también han querido “peronizarse” hasta construyendo estatuas del líder Justicialista, en ridículas ceremonias.

En su escrito póstumo – “Mi mensaje” – Eva Duarte establece claramente y proféticamente la diferencia con la clase política actual: “Yo no me dejé arrancar el alma que traje de la calle, por eso no me deslumbró jamás la grandeza del poder y pude ver sus miserias. Por eso nunca me olvidé de las miserias de mi pueblo y pude ver sus grandezas.” También les reserva duras palabras a los dirigentes sindicales que se dejan “marear por las alturas”: “Dirigentes obreros entregados a los amos de la oligarquía por una sonrisa, por un banquete o por unas monedas. Los denuncio como traidores”.

Es claro que se debe decir lo que se piensa y vivir y hacer lo que se dice; déficit objetivo y totalmente comprobable de la clase política de hoy. Han ganado la lucha por los intereses personales y grupales sobre los ideales. Los ideales que se escriben con la mano se borran con el codo. En el olvido quedó el decir de Perón: “Primero la Patria, después el Movimiento y por último los Hombres”, cuando hoy el cambio de vereda de dirigentes políticos tiene supremacía detrás de intereses propios, que los del pueblo y la Patria.

Así la bolsa de todos los políticos actuales, contiene un magna bizarro que muy lejos esta del origen peronista, a mi manera de ver, que es necesario rescatar en sus esencias partiendo desde la educación de la población y lograr lo que hoy resulta tan utópico y lejano conseguir – pero nunca claudicar – que son la Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social. Termino preguntándome que es “ser peronista” hoy, y la única respuesta posible es sentir emoción por aquel único 17 de octubre espontáneo, leal, pasional, sincero y desinteresado del pueblo con sus líderes y de los mismos con su pueblo. Pocos quedan que lo vivieron, otros lo sentimos a través del sonido e imágenes que la tecnología de hoy nos da. Pero es suficiente para no confundir gato por libre. Tomará años repasar y poner nuevamente en vigencia las palabras de Perón: Primero la Patria, después el Movimiento y por último los Hombres”.

Comentarios

16/6/2021 | 11:45
#7
Parasitos de mi pobre patria, peronismo en su maxima expresion. Peronismo = corrupcion, robo, desfalco, traicion a la patria, asesinato, mafia, estafas, narcotrafico, pobreza, ignorancia, impunidad, clientelismo, fachismo, violencia, racismo, patoterismo, golpismo, etc. Etc
12/6/2021 | 18:11
#6
Ascaso Evita, junto con su hermano, no se hicieron millonarios? Peron mando a matar al hermano por el robo que hizo, quedándose con miles de hectáreas de campo (hoy lo disfrutan los testaferros)... Evita se mandaba a traer los vestidos de Europa solo por avión y sin gente... Como siempre, te hablan del sufrimiento del pueblo, pero roban a dos manos
4/6/2021 | 18:58
#5
Este gobierno no es peronista!!
4/6/2021 | 18:58
#4
Este gobierno no es peronista!!
4/6/2021 | 18:58
#3
Este gobierno no es peronista!!
2/6/2021 | 16:07
#2
Todo movimiento popular revolucionario no es ni nace de lo espontáneo, o solamente podríamos llamarlo espontáneo si lo comprendemos en el sentido gramsciano de una espontaneidad organizada...
1/6/2021 | 22:02
#1
Yo lo que se es que son nefasto. Lucran y generan pobreza. Ahora parece que también lucran con las muertes al negar vacunas a la población, salvo para su tropas... Nefastos, de la escoria más baja