Opinión

La traición como herramienta política

Dr. Guillermo Pinotti
jueves, 1 de abril de 2021 · 10:22

En tiempos en que se trata de resaltar la importancia de la honestidad, los valores, el respeto y sentido de la palabra; nos toca en oportunidades recibir golpes difíciles de tolerar. Sobre todo cuando en la esfera de lo político pretendemos caminar sobre tierra firme y la realidad nos demuestra una geografía plagada de arenas movedizas. En ese terreno se desliza la figura de los traidores.

Una figura nefasta porque quien traiciona, ganó primero la confianza de una persona o grupo. Fingió fidelidad, lealtad, compromiso, sinceridad. Y en el espectro de lo público, una promesa al pueblo que delegó su confianza en él.

Dice la Lic. Laura María Ventura que “el traidor es aquél que no respeta un pacto establecido; sea éste personal, institucional, corporativo o político. El traidor supone que puede pasar ciertos límites y que -a modo de citar un ejemplo-, habiendo sido electo por una agrupación con ciertos ideales cambia el eje de lo prometido al pueblo, con la presunción de ambicionar, beneficiarse y ampararse con los privilegios otorgados por otras condiciones.”

De este modo, el traidor, degrada con su deslealtad, el pacto establecido y a las personas que confiaron en él.

Acostumbrados a ver casos como estos por televisión y radio en ardientes debates en altos niveles de la política nacional, para quienes viven en pueblos del interior - donde uno cree en aquella frase de nuestros abuelos y padres, “aquí nos conocemos todos”; el impacto de la traición puede tomar una dimensión aún más amarga.

Amarga por la acción del traidor usando a unos para llegar a otros, y por quien cobija para sacar ventaja inescrupulosa teniendo como herramienta la mentira y el engaño.

La historia del mundo y las luchas por el poder nos muestran infinidad de hechos de deslealtad y traición. Pero debe quedar en claro el terrible significado de ser traidor, implica entregar, dar a otro lo que se le ha confiado. Esto lo diferencia de un opositor, porque éste se muestra ideológicamente sincero en su postura desde el comienzo. Por eso la actitud del traidor resulta denigrante.

El proceder de un traidor puede tener muchos modos individuales, pero lo sintetiza en hacer lo contrario a lo que era esperado y a lo que se había prometido. Comprometerse ante sus compañeros en proyectos y dejarlos luego en la nada. Dante Alighieri ubica a los traidores en el último círculo del infierno porque consideraba a la traición como el peor pecado de todos.

Comentarios

16/4/2021 | 15:41
#2
Aja y?
3/4/2021 | 09:59
#1
Ante un traidor...solo queda esperar que se cumpla lo de que ...todo llega...todo vuelve...quedar en evidencia y que los que confiaron reaccionen...será???
3/4/2021 | 02:01
#0
Che.. y esto a que viene??