Opinión

El diálogo, el acuerdo político y el pacto social

miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 10:00

 

Puntos en común que comparto con Emilio Monzó y Rogelio Frigerio.

Cuando pensamos en reconstruir el país, la provincia o la ciudad, no nos pueden faltar tres puntos: a) Retomar el diálogo entre los dirigentes, instituciones, movimientos sociales y grupos de representación ciudadana; B) Lograr el  acuerdo político de gobernabilidad; C) Llegar a un   pacto social multisectorial

Estos puntos, tan necesarios que comienzan en el simple acto de convocar actores, debe ser una convocatoria amplia pero no menos práctica, donde cada uno de los miembros lleve consigo la responsabilidad de representar a su sector, la humildad para poder escuchar al otro y agotar las instancias de comunión, con el compromiso de crear acciones inmediatas que  brinden seguridad y credibilidad a los representados.

Esto quizás es más recurrente en ámbitos locales, barriales o en situaciones de emergencia, algo que debería ser una gimnasia que, sin rendir las banderas que cada sector sostiene, logre los concesos por un fin superador, ese punto de partida, es lo que termina dando las condiciones que luego se traducen en resultados, como son soluciones a un determinado problema, acciones a largo plazo a fin de promover tal y tal cambio, o simplemente para establecer lineamientos.

Ahora, en lo personal, veo que estos logros, no se dan en esferas políticas provinciales, regionales y nacionales, algo que claramente está marcando o dejando en evidencia una desconexión entre la política y la ciudadanía. Salvo excepciones el año 2020 se retira, con la gran complejidad que lo marcó y una dirigencia que por miedo al costo político o simplemente cerrando el debate, se manifestó firmemente con frases  como; “No es momento de hablar de política”, cerrando cualquier arista que el debate político dispare y que no tiene por que ser siempre negativo.

Comparto en que hablar de candidaturas, alianzas y sacar rédito de la necesidad y la incertidumbre de la población, no sólo sería inapropiado sino hasta malicioso, pero qué tiene de malo hablar de consensos, búsquedas de acuerdo y poner en la mesa y en la agenda de las gestiones, el reclamo postergado de la sociedad. Es aquí cuando quiero resaltar el fin del mensaje que llevan, solo dos dirigentes en este último mes, y hablando de relevancia nacional, son los que salieron a la luz e hicieron públicas sus intenciones de llamar a las fuerzas políticas a precisamente esto, la búsqueda del dialogo , el acuerdo político y el pacto social y fueron el ex ministro del interior, el Dr. Rogelio Frigerio y el ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, el Dr. Emilio Monzo.

Sólo dos dirigentes, de todo un universo político argentino. Donde cabe resaltar que en sus notas, claramente, exponen la necesidad del diálogo y quieren no sólo promover la revisión funcional de los espacios que se identifican, tanto puertas adentro como afuera. Remarcando como alternativa y/o solución la necesidad de ampliar la participación, de promover el diálogo, de convocar  a instituciones y representantes de los sectores vulnerables y de aquellos que también pueden ser puntapié de la reconstrucción y la reactivación económica del país.

Se puede estar de acuerdo o no con los lineamientos políticos que identifican estos dos dirigentes, pero no se puede negar que en estos últimos 60 días fueron los que a través de sus presentaciones en medios de difusión masiva, pusieron estos tres puntos que arriba mencionamos  en la mesa. Acto que en lo personal  entiendo que habla de una madurez política y una responsabilidad social para imitar, esperemos que ese llamado al diálogo sea escuchado y haga eco en toda la clase dirigencial y que aquellas experiencias conformando espacios de diálogo y trabajo que hemos logrado en comunas como la nuestra, se replique en cada rincón del país y en cada dirigente político.

 

 

Comentarios

3/1/2021 | 14:02
#2
Que buena columna de opinion, Ojalá este muchacho joven y con futuro en algun momento represente a todo el pueblo de Chivilcoy. Le pongo fichas
2/1/2021 | 13:00
#1
Estoy de acuerdo con el autor de la nota. Ojalá tengamos mucha gente con ese pensamiento y visión para el futuro de nuestro país. Tendrán que luchar mucho contra los agoreros que sólo saben poner palos en la rueda. Esos que piensan como el actual presidente, en un país mas pobre pero más igualitario y no piensan en un país más rico y con menos pobres, con mas exportaciones, más trabajo y menos planes, mirando al campo como una fuente de aporte de riqueza y no como enemigo.
23/12/2020 | 10:31
#0
Comprendo la inquietud del que suscribe la nota, por otro lado acepto lo del diálogo como uno de los factores fundamentales para el armado de una construcción política de alternativa, pero a su ves alerto sobre las características de los receptores de ese diálogo. Para poner las cosas mas en claro sostengo que hay que tener cuidado con quién se dialoga.