Opinión

Fin de año con un bajísimo nivel de la política chivilcoyana

sábado, 19 de diciembre de 2020 · 09:43

La esencia de la política es la búsqueda de soluciones para los problemas de la población a través de consensos, tarea que le corresponde a la parte dirigente. La política atraviesa todo, es noble, pero la hacen innobles cuando se tienen objetivos por fuera del bien común.

En Chivilcoy, las dirigencias políticas no parecen estar interesadas en aliviar los efectos de una pandemia que va a tardar en irse. En el peor momento, con fallecidos a causa de un virus que no conoce de tiempos políticos, dirigentes de todos los colores han buscado llevar agua para sus molinos y preocuparse en salir en los medios de comunicación, cuando más se necesitan acciones concretas para paliar los efectos de la cuarentena.

Esta situación no sería tan grave si no hubiera de por medio un contexto como el actual, que afectó tanto a nuestra ciudad como al resto del país y al mundo. En Chivilcoy, ya se están bordeando los 2.000 casos positivos desde que se inició la pandemia, con 60 vecinos fallecidos.

Cada vez que llega a Chivilcoy un funcionario nacional, es lamentable que los dirigentes del frente que gobierna a nivel nacional y provincial y el gobierno municipal se peleen a ver cuándo y cómo sale en las fotos, una especie de remembranza de la videopolítica y la fotopolítica tan común en los años ‘90. Ocurrió cuando vino el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo donde fue tironeado de un lado a otro; cuando vino el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, cuando se pelearon por quién fue el que pidió una obra primero; la foto y posteriores declaraciones políticas, publicadas en LA RAZÓN, de la visita del intendente Guillermo Britos a la vicegobernadora Verónica Magario, con la consabida respuesta de la principal representante del Frente de Todos, Constanza Alonso.

La inútil pelea política llega incluso a las conferencias de prensa que diariamente da el municipio respecto a las directivas a seguir para evitar los contagios del COVID 19, en que el intendente aprovecha para responder a los dirigentes adversarios sobre determinados temas.

Las sesiones del Concejo Deliberante son otra muestra del bajo nivel político que sufre la política de Chivilcoy. La sesión preparatoria de la ordenanza fiscal e impositiva fue un concierto de chicanas entre todos los bloques y que continuó al día siguiente (no se esperaba menos) con declaraciones de Britos y el secretario de Hacienda, Eduardo De Lillo.

No queda afuera las pugnas internas del Justicialismo local entre los viejos dirigentes randazzistas como Ariel Franetovich, en clara confrontación con “La Cámpora”, denunciada como “antidemocrática”. Se podrá decir que esto es normal cuando están enfrentadas dos posiciones ideológicas claramente diferenciadas, donde nadie “es de palo” como lo hizo entrever en su oportunidad el diputado Fabio Britos, aprovechando la pugna interna del principal adversario político.

Cambiemos tampoco se queda afuera. Amplifica y “chivilcoyaniza” los ataques de este sector a las políticas del gobierno nacional, que por lo general son tapa en los medios hegemónicos, o mostrando a candidatos y dirigentes locales y provinciales que empiezan a jugar para las elecciones legislativas, sin entender que la pandemia aún no terminó.

Por supuesto que hay hechos políticos loables, como las gestiones de Franetovich en conjunto con el gobierno municipal para la radicación de una empresa en la nave municipal de la ex Paquetá. Hubiera sido mucho mejor que el Frente de Todos y Cambiemos también se hayan expedido sobre este tema, apoyando las gestiones y ofreciendo las relaciones políticas para que esto prospere y reivindicar a la ciudad de un hecho tan lamentable como fue el cierre, debido a las políticas del macrismo, de una empresa que llegó a Chivilcoy y que dio trabajo a muchos vecinos, movilizando la economía interna, lo que significa para un pueblo ni más ni menos que la prosperidad.

En suma, el año nos deja una imagen lamentable de la política local mirando a las elecciones del año que viene por fuera de la realidad que a los vecinos de menos ingresos les toca vivir, en un contexto de pandemia con muchas víctimas, tanto en la salud como en la economía, que va a tardar en salir de nuestra vida cotidiana.

12%
Satisfacción
8%
Esperanza
12%
Bronca
48%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios

14/1/2021 | 17:25
#5
Bajisimo nivel de algunos políticos chivilcoyanos será o acaso conoce todas las expresiones políticas presentes en la ciudad y lo que hacen?? Porque politica no solo hacen quienes salen en el diario, o en las fotos... Claro pero esos los invisibiliza este diario
23/12/2020 | 08:35
#4
Bajísimo nivel de la nota de opinión Se deja ver mucho para quien trabaja el opinologo . Si no le gusta que los ediles y el intendente confronten ,debería irse a un país en el que haya una dictadura o una monarquía. Es sano que quienes están en un cargo publico dejen de lado lo políticamente correcto y la hipocresía y contesten a las mentiras o chicanas berretas que proponen los opositores que se sirven de la pseudo chapa que le da ser parte del mismo partido del gob nacional ,para salir permanentemente en las noticias ,porque la gente no los quiso ni los va a querer para que los represente . Cada cual a su trabajo . Si sos edil al consejo y si garroneaste un cargo político a tu cargo
20/12/2020 | 23:55
#3
Paupérrimo nivel de toda la política chivilcoyana.
20/12/2020 | 15:54
#2
Fin de un nuevo año con bajísimo nivel de la política local. Esde debería ser el titulo
20/12/2020 | 00:47
#1
La verdad q está muy direccionada esta nota ,Franetovich 2023.