Por Ezequiel Caselles.

Lo urgente y lo importante

domingo, 25 de noviembre de 2018 · 00:00

Lo urgente es ganarle a Macri. Construir la unidad para consumar una victoria contundente. Para eso hay que conformar un discurso amplio parado en un gran NO al proyecto neoliberal.  Para detener la agonía a la que se somete al pueblo relegando la calidad de vida y los derechos más básicos. Lo urgente es construir un gran Frente Patriótico que convoque a una amplia mayoría que desborde las urnas en 2019.

Lo importante es establecer las bases de un proyecto de país que contemple las transformaciones profundas de las estructuras económicas, jurídicas, políticas, sociales y culturales de la Argentina.

La economía no puede estar al servicio unos pocos. Debe estar planificada para la satisfacción de necesidades de las mayorías y el desarrollo del país. Tampoco podemos pretender servicios públicos y gratuitos de calidad sin recuperar la economía en nuestras manos. Los recursos naturales, las principales ramas de la industria, la banca y el comercio exterior deben volver a manos del Estado quien regule y planifique la economía a largo plazo.

Pero es tan importante cambiar las bases materiales como el campo de la subjetividad, de las ideas, de la educación. Debemos forjar un proyecto político cultural que aloje en su seno la diversidad de planteos del feminismo, de los pueblos originarios, de la ecología social, de los sectores populares y las demandas más sentidas del pueblo, dándole voz a los colectivos sociales que pujan por un mundo mejor y restando el poder de las grandes corporaciones de comunicación que representan al capital concentrado nacional y multinacional.

Es muy importante pensar que estas transformaciones se debilitan sin un cambio de paradigma en la Democracia. La democracia del siglo XXI debe caminar hacia la participación ciudadana y el protagonismo popular para que nuestros representantes no se aíslen ni ejerzan el poder y la toma de decisiones sin la participación del pueblo. La mayor garantía de eficiencia y transparencia de una gestión es a partir de brindare información y voz a los ciudadanos.

Todas estas acciones deben estar contenidas en una nueva reforma constitucional y deben ser conocidas y debatidas por el pueblo en la calle, en los barrios, en asambleas, en los lugares de trabajo y estudio.

Si solo hacemos lo urgente y nos conformamos con ganar sin avanzar en los cambios necesarios, corremos el riesgo de ser derrotados prontamente con campañas de marketing y mentiras livianas. Con la política sólo en manos de los políticos, estamos a la intemperie de ser manipulados continuamente por los multimedios.

Si hablamos sólo de lo importante nos acomodaremos en la confortabilidad de creernos dueños de la razón, señalando las diferencias de nuestros aliados y no los puntos en común, perdiendo la oportunidad de retomar el timón. Lo urgente demanda asumir las contradicciones que demanda la realidad política e histórica.

Sin la dialéctica entre lo urgente y lo importante, corremos serios riesgos de brindarle a los grupos de poder que pretenden una Argentina para pocos, la posibilidad de perpetuarse cuatro años más y terminar de hundir lo que nos queda de soberanía. Si hacemos lo urgente con la mirada puesta en lo importante, los pasos que daremos tendrán un rumbo de cambio verdadero. De lo contrario caminaremos mirándonos los pies con la posibilidad segura de volver a tropezar, una y otra vez  con la misma piedra.

 

Comentarios

26/11/2018 | 13:53
#3
Te daría el gobierno por un período para que muestres las maravillas revolucionarias que podés poner en práctica. Viviendo con todas las comodidades y un buen pasar, leyendo mucho y mojándote sólo cuando se te rompe el paraguas.. NO CREO QUE SEPAS LO QUE ES RECUPERAR TODO LO QUE CONTRIBUYERON A PERDER : CULTURA DEL TRABAJO, EDUCACIÓN PÚBLICA . VALORES, ÉTICA, HONESTIDAD,ESFUERZO....LA REALIDAD ES OTRA COSA..... TENDRÍA QUE REFUNDARSE ARGENTINA...
26/11/2018 | 10:00
#2
lo importante antes que nada es que devuelvan lo robado . despues charlamos