Opinión

Jugadores de Vélez y un abuso con muchas incongruencias

Por: Dr. Emmanuel Langone
domingo, 7 de abril de 2024 · 08:00

Hoy escribiré sobre una causa que está suscitando interés público, pero que todavía está en sus inicios, con la denuncia a los cuatro jugadores del club Vélez acusados por abuso sexual por parte de una periodista deportiva.

Voy a intentar hacerlo en orden cronológico, iniciando con la denuncia. Todo comienza una madrugada del domingo 3 de marzo, en el hotel Hilton, de Tucumán, donde estaban los jugadores de Vélez imputados, después del partido. La primera comunicación que tienen las partes, involucra a Sebastián Sosa uno de los jugadores y la denunciante, que es una periodista deportiva, es a través de Instagram donde ella se contacta con el jugador. El mismo le responde y finalmente pasa la charla a WhatsApp y él, a través de WhatsApp, la invita al hotel. Según el relato oficial de lo que ocurrió por parte de la denunciante, -leo textualmente- la joven asistió y cuando fue a la habitación también se encontró con Cufré, Osorio y Florentín, según figura en la denuncia. Compartieron latas de cerveza y luego le ofrecieron fernet, en ese momento, ella comenzó a sentirse muy mal, muy mareada y cuando se recostó en una de las camas habría sido abusada sexualmente sin ningún consentimiento.       

O sea, para que sea abusada sexualmente necesariamente tendría que ser sin consentimiento claramente. Esta denuncia, se realiza el día 6 de marzo, tres días más tarde. Luego de ello, se terminan filtrando las conversaciones entre la periodista y el jugador Sebastián Sosa, y es acá, donde hay que prestar mucha atención, porque lo denunciado no termina de cerrar, ya que en esta conversación él dice: “soy Seba, entonces te venís al hotel y tomamos algo acá, te parece en el Hilton estamos”, a lo que ella responde: “En qué hotel están bueno dale avísame la hora pero sí o sí necesito bañarme por favor Jajaja”. A lo que él responde: “sí sin problemas, igual tardamos un rato entre lo que tenemos que cenar y toda la vuelta tenés que venir más tarde”, ella responde: “Sí obvio me voy a comer con mis compañeros”. Sebastián Sosa finalmente le dice: “tenés amigas, así no venís sola y nos juntamos con algunos compañeros”. Es decir, desde este momento la chica la denunciante, era perfectamente consciente de que no iba sólo a reunirse con Sebastián Sosa, sino también con otros jugadores del plantel y en el proceso Sebastián extiende la invitación a algunas amigas de la denunciante para que la acompañen y vayan con ella, a lo que ella responde: “No la verdad que estas cosas las hago sola, me manejo con mucha cautela y estamos casi todas en pareja acá”. Analizando ahora este contexto, porque al saber que debe ir a una habitación de hotel, menciona que va sola, porque “estas cosas” las hace sola y que las amigas no pueden porque están como ella todas en pareja.                                          Entonces, vamos a lo que tenemos hasta ahora. Una chica le escribe a un jugador de fútbol, que se encuentra en su ciudad por Instagram, el jugador de fútbol la invita al hotel de noche, (hay que tener un año o menos para no saber qué significa una invitación de esa índole del jugador). Además, le pide si quiere invitar a otras amigas y ella se niega finalmente, dice “esas cosas las hace sola”. Luego la joven menciona, que no quiere que se sepa nada del encuentro que ella tendría con todos los jugadores y que además tiene miedo que sus amigas se vayan de boca y terminen contando algo. Avísame cuando llegues al hotel, le dice el jugador, y ella menciona, “aviso cuando esté todo despejado, ojalá no me pare la recepcionista voy a encarar para el casino y me meto por ese costado”.

Finalmente la joven logró meterse al hotel, a eso de las 00:40 de la noche, -nuevamente- ¿Qué vas a hacer a las 12:40 de la madrugada un día de fin de semana en un hotel con cuatro jugadores de fútbol de una plantilla profesional cuando tenés novio y encima no querés invitar a tus amigas?. No tenemos 10 años, cualquiera que lea esta conversación sabe perfectamente lo que está pasando acá. Para sumar más datos, ella se va a las 5:55 am desde las 0:40 que llegó y dijo al salir mediante mensaje “por favor pregúntale mañana al paraguayo si usó preservativo, para ver si me tomo la pastilla o no creo”. Reconociendo haber tenido relaciones sexuales. Recién en el siguiente mensaje ella, dice “siento que me expuse de más y estoy angustiada, Ja, me puse muy en pedo en ese momento, yo creo que sí pero igual avisame sea porfa yo lo mismo la voy a tomar -la pastilla.- y te voy a hacer caso por pendeja irresponsable, jaja”. El jugador le dice pasaste un buen momento y ya, cosa que no diría un violador, porque dejaría margen a que ella refutara esa “buen momento” cosa que no hizo ella, sino que dijo: “porfa no me salgan a quemar”. Recordemos que el consentimiento, es una concepción que tiene que darse en la bidireccionalidad, es decir ambos tienen que consensuar la relación sexual con el otro. Entonces si quizás ella considera, que no pudo haber consentido de forma clara porque estaba bajo el efecto del alcohol, entonces quizás los otros tampoco podrían haber consentido de forma clara, porque estaban bajo los efectos del alcohol. Entonces ¿quién violó a quién?. Lo que se avizora, es que al día siguiente, ella se da cuenta de que quizás cometió una irresponsabilidad, le da vergüenza le da miedo que se haga público, se siente muy expuesta y opta por huir hacia adelante y llevar a cabo esta denuncia para no tener que de alguna manera aceptar las consecuencias de las decisiones que en un momento dado tomó.         Con todo esto, la justicia tomó la decisión horas antes de que la denunciante realice su declaración en cámara gessel, método utilizado para la declaración de niños y adolescentes, en casos de abuso sexual en niños y adolescentes que no tienen un conocimiento de lo que es la sexualidad como concepto y por tanto a la hora de tener este tipo de conversación o de seguir un protocolo propio de la cámara gessel, es posible indicar si el menor ha sufrido algún tipo de abuso por la forma en la que se expresa respecto de ciertas situaciones y no se utiliza en adultos, porque los adultos tienen conocimiento de la sexualidad humana, porque una Cámara Gessel en adultos tiene tendencia a arrojar falsos positivos. Estos chicos hoy están con prisión preventiva, o sea, estamos todos locos, acabamos de ver esos chats, con los que podemos tener bastante información pero jamás para una prisión preventiva con tantos datos, evidentemente si hay una denuncia habrá que investigarlo. Estos cuatro flacos no tienen que estar presos, estamos haciendo sino una clara cacería de brujas, tirando todo el marco jurídico penal al diablo, no respetando un solo principio, ni una sola garantía procesal. Hasta cuando vamos a analizar los casos, con las sensaciones y no con las pruebas. Probablemente queden condenados, sin ningún tipo de evidencia que respalde el hecho, de que realmente cometieron un abuso sexual.

Comentarios

8/4/2024 | 11:59
#188048
tremenda la grasitud. si crónica traia el sachet de sangre, este el de grasa
7/4/2024 | 09:09
#188047
si necesito un abogado lo contrato .me convenció por la chaqueta