Buscando un símbolo de Paz

Una suelta de globos en Rosario llegó a un campo de Chivilcoy

Ocurrió el pasado 21 de abril, en memoria de un auxiliar de la Casa Salesiana San José de Rosario. La suelta recorrió 250 kilómetros y arribó a un campo de nuestro partido desde donde se comunicaron con el establecimiento religioso.
martes, 25 de abril de 2023 · 08:03

La comunidad de la Casa Salesiana San José de Rosario, se reunió para recordar a David Paredes, al conmemorarse un año de su asesinato. Uno de los miembros del colegio le dedicó unas emotivas palabras y contó que hubo una suelta de globos con un pedido de paz, que llegó hasta Chivilcoy

Exactamente un año atrás, la comunidad toda de la Casa Salesiana San José de Rosario amanecía conmovida: la noche anterior, cuando retiraba a su hija mayor de un cumpleaños, David Paredes quedaba en medio de una irracional balacera (¿Puede ser racional una balacera?) y perdía la vida allí, en la vereda de una casa del barrio Empalme Graneros.

La despedida

David era un muchacho joven, tenía tres hijas y había llegado a Rosario desde Las Toscas, hacía casi 20 años. Las vueltas de la vida lo trajeron a trabajar en el Colegio San José, allá por abril de 2007. Voluntarioso, alegre, de trabajo y andar discreto y silencioso, se incorporó al equipo de mantenimiento de la escuela como herrero.

Sus días transcurrían andariegamente entre su taller y la enorme manzana de la escuela. El Negro David elegía muy bien las palabras antes de que salieran de su boca. En el buen sentido, no se andaba preocupando por caerle bien a la gente, era muy transparente. Su nobleza no necesitaba disfraces, y todos valorábamos su honestidad.

Su partida y las circunstancias en las que sucedió sacudieron los cimientos de la Casa. Días después, en un abrazo simbólico al San José, pedíamos “Paz y Justicia para Rosario”.  El colegio San José hizo una misa con mucho dolor para pedir justicia por el crimen de David Paredes

El amor después del amor

El  viernes 21 de abril de 2023 a las 9, la Comunidad de la Casa Salesiana San José de Rosario se congregó bajo la memoria de David. Tan sencillo y tan magnífico como eso. Una de sus hermanas, su “familia del corazón” en Rosario y algunos amigos más cercanos, acompañados de casi 1.400 de nuestros estudiantes de 10 a 19 años y decenas de docentes y no docentes, presididos por el Padre Director, rendimos homenaje a su memoria.

Se vivió un clima de amor, respeto, dolor y memoria. Algunos pocos testimonios nos hablaron de David, de la “huella” que dejó entre sus compañeros más inmediatos. Nos invitaron a pensar cuál es la huella que nosotros mismos estamos dejando en nuestro entorno, a quienes más queremos y a quienes, casi sin quererlo, les cambiamos su propia vida.

Se descubrió y bendijo una placa conmemorativa, un recuerdo indeleble de su paso por el San José. Luego de ello, uno de los momentos más vivos de la jornada: un puñado de globos celestes y blancos portando un cartel con la palabra “Paz” se soltaron al cielo.

Al principio, las almas se estresaron al ver cómo le costaba elevarse. Instantes después, parecía que el ascenso se detendría en un árbol. Al cambiar el viento ¡Temimos que termine enredado en otro árbol!

Finalmente, se elevó y se detuvo como posándose majestuoso ante la mirada de todos los presentes, para luego sí subir hasta perderse de vista tras uno de los altos edificios que rodean el patio, 50 metros más allá estaba nuestro templo. Personalmente me quedé con la duda de si no se habría quedado atascado por allí. En cualquier caso, el gesto fue hermoso y todos lo celebramos con sentidos aplausos.

Globos en Chivilcoy

El día transcurrió con cada quien realizando sus responsabilidades. Un día diferente haciendo las tareas de siempre. Sin embargo algo pasó. A finales de la tarde un mensaje llegó a nuestras redes sociales:

“Buenas tardes, les escribo desde la ciudad de Chivilcoy, provincia de Buenos Aires. Estaba mi familia en el campo y llegó un globo con sus datos. El globo que llegó decía “PAZ”.

Un mensaje muy importante para la sociedad y es increíble que llegara tan lejos. Si me envían un email o un número de celular puedo adjuntarles fotos. Muchas gracias, saludos.

La botella en el océano había llegado a una playa habitada. En algunas pocas horas, el mensaje recorrió 250 kilómetros para aterrizar en un campo donde circunstancialmente había algunas personas. La picardía de la Directora de la Escuela Primaria de estampar el sello institucional en el cartel hizo el resto. Publicado en elciudadanoweb.com

Comentarios

25/4/2023 | 18:26
#164795
DIOS se ocupó del resto....HALLA. PAZ....
25/4/2023 | 10:20
#164794
Emociona y conmueve.
25/4/2023 | 09:12
#164793
Revienten los globos seguro tienen falopa,viniendo de rosario......
25/4/2023 | 09:12
#164792
Revienten los globos seguro tienen falopa,viniendo de rosario......
25/4/2023 | 08:20
#164791
Muy triste lo que vive Rosario, parece que nadie gobierna. O mejor dicho miedo a los narcos