Entrevista

“El deporte es un transmisor de valores para las distintas etapas de vida”

Lo afirmó la moquehuense Luisa Andreoli en una entrevista con LA RAZÓN donde se refirió a un proyecto que incluye a su localidad natal Moquehuá, convocando al Profesor Daniel Córdoba.
viernes, 24 de marzo de 2023 · 08:00

 El miércoles llegó a nuestras manos, una foto de Luisa Andreoli junto a Leo Messi  y rápidamente nos pusimos en contacto con la neuropsicóloga moquehuense.

Fue allí cuando nos sorprendió con una nueva iniciativa para favorecer a los niños, adolescentes,  jugadores y sus familias de Social Moquehuá, en el cual también participará el famoso Director Técnico Daniel “Profe” Córdoba, quien se radicaría durante unos días en la localidad más importante del partido.

LA RAZÓN dialogó con Luisa, una emprendedora permanente, que coordina diferentes proyectos sociales y particularmente en el ámbito educativo para docentes niños y adolescentes.

-¿En esta oportunidad porque contribuir desde los clubes y qué habilidades para la vida enseñan los deportes?

Hoy más que nunca los clubes dan un paso al frente y cobran un inmenso protagonismo por el gran aporte social que están haciendo: entrenan a los niños en formas positivas de ser y en habilidades que luego se llevarán para el resto de sus vida.

-¿Cómo ayuda el deporte a los niños a desarrollar habilidades para el futuro?

- Son varias las habilidades que ofrece el deporte para la vida profesional. La primera lección que enseña es: disciplina.  Esa es la primera lección: que el logro de objetivos y la disciplina son un binomio inseparable.

También el deporte es: respeto, responsabilidad, ir detrás de metas comunes, crecer en autoconocimiento, descubrir nuevas capacidades y talentos, generas sentimientos de autoeficacia, aprendes de la derrota, tu mente se fortalece en los momentos críticos para centrarse y no ser impulsiva, ganas gimnasia en la tolerancia a la frustración, resiliencia para levantarte y seguir adelante.   

Que combo! Habilidades que no se pueden aprender de manera lingüística, desde la palabra. Si no que tienen que generarse prácticas  para internalizarse y que vayan al cuerpo!

-¿Que significó para vos el deporte y los clubes?

-En mi caso fueron mis lugares de mayor aprendizaje. No solo como deportista, sino como persona y que aún hoy agradezco. Desde muy pequeña jugaba tenis en Chivilcoy y en el club de Luján haciendo las mismas pretemporadas que hacía David Nabaldian durante enero y febrero. Recuerdo que veía personas en la pileta disfrutando mientras que a nosotros nos mandaban a correr a la ribera, con 37 grados de calor entre las 14 hasta las 18, subir montañistas y escaleras para entrenarnos en potencia y resistencia.

En aquel momento no me agradaba, era muy, muy exigente todo, pero no había opción. En casa en aquel momento el ambiente no era muy tranquilo y psicólogos le recomendaban a mamá que me dejara allá en Lujan esos meses en el club junto con otros amigos.

-¿De qué otras maneras influye el deporte en el desarrollo mental?

-bueno el ejercicio regular tiene un impacto profundamente positivo.  Reduce los niveles de estrés, de ansiedad, mejora la autoestima, potencia la concentración, la creatividad y aumenta el optimismo.

Además (el movimiento, la oxigenación y exponerse al sol) regula el sistema endocrino/hormonal contribuyendo a un mejor estado de ánimo, calidad de sueño, mejora el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

-¿Qué rol social dirías que cumple el deporte en  la sociedad?

-Agregó que el deporte es un transmisor de valores en las distintas etapas de vida: se desarrollan destrezas físicas, se promueve la socialización y la diversión, se aprender a jugar formando parte de un equipo, se practica la honestidad, a jugar limpio, mejora la autoestima, y es una garantía de conservar o mejorar la salud.

Hoy en día es  fácil ver que los clubes de barrio construyen sentido de pertenencia, siendo espacios inclusivos, en donde se forjan lazos y sentimiento de cooperación que  hoy más que nunca es necesario recuperar.

Por último destacar que lo más importante de un club es su gente, ese trabajo silencioso que muchos desde adentro, hacen en el día a día. Ellos mantienen viva la tradición. Por eso es importante que quien pueda y si así lo siente se acerque a contribuir de la manera que pueda plantando una flor, prestando sus fuerzas u oídos para que una vez más, estos espacios puedan convertirse en pilares de la construcción social con el deporte como eje de la integración, educación amistad e igualdad. Estamos en un momento en donde volvemos a recordar que la parte sí importa.

Comentarios

2/4/2023 | 15:20
#188048
Que bueno que te interesen estas cuestiones! Durante la primera semana de mayo, comenzaremos con la primer tarea. ¿Podríamos contar con tu ayuda y presencia? Lo valoraríamos mucho. Saludos
25/3/2023 | 07:49
#188047
Y sería bueno entrenar con 37 grados a las 14? Mamita
24/3/2023 | 10:27
#188046
Si estabas haciendo pretemporadas con Nalbandian, contabas con psicólogos,transpirabas un poco,vivías fuera de tu casa por situaciones familiares particulares, me parece que tu caso fue muy venturoso. No fue ni es la generalidad del chico de barrio. Ojalá que los proyectos pasen de lo teórico y se conviertan en acción real mantenida en el tiempo. Sino una nota de color más.