Casos

El “chico bien” que asesinó a 4 personas, fue condenado a perpetua y un fallo decide que hay que indemnizarlo y rever su condena

Por: Dr. Emmanuel Langone
domingo, 12 de noviembre de 2023 · 08:00

Guillermo Antonio "Concheto" Álvarez, nació en cuna de oro, hijo de un empresario dueño de las mejores salas de cines, fue educado en los colegios más costosos, pero, con 18 años ya manejaba una peligrosa banda de delincuentes. Asaltaban restaurantes de alto nivel. En una semana cometió una serie de robos seguidos de muerte, que lo llevó a ser uno de los asesinos seriales más conocidos de nuestro país. Álvarez fue detenido en 1998 y trasladado al Penal de Devoto, ya llevaba 3 muertos, y en el penal mata a un interno sumando 4 muertes en su haber. Tuvo 4 juicios orales y fue condenado  en 1999 a la pena única de reclusión perpetua más la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado (artículo 52 del CP), por esos hechos cometidos en 1996, cuando tenía 18 años de edad. Álvarez tuvo una de las peores condenas del Código Penal, prisión perpetua más la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado, sentencia que, por ejemplo, sólo tuvo “Robledo Puch”.   Álvarez apeló sus condenas porque esa prisión perpetua no está medida en años, no es 25, no es 35, y a ello se le suma que, tras revocar el poder del defensor de confianza, el defensor público no tuvo tiempo para preparar la defensa. Por orden del tribunal, la defensora del coprocesado asumió la representación el mismo día del juicio. Tras agotar sin éxito el sistema interno, Álvarez interpuso una petición en el 2002 ante la CIDH junto a los otros coprocesados, pero las peticiones terminarían siendo separadas porque estos eran menores de edad (Caso Mendoza, donde Argentina fue sancionada por condenas de perpetuas a menores). En el año 2015, Álvarez logró salir en libertad condicional, libertad que le duró 96 días, y fue detenido por robo. Por ello terminó condenado y trasladado al Penal de Devoto, donde, al comienzo de la pandemia, como se puedo apreciar en todos los medios de comunicación masivos, fue Alvarez quien negoció ante el gobierno para que les conmuten penas.                              

Recién en el año 2016, la CIDH se pronunció sobre la admisibilidad y en 2019 aprobó el Informe de fondo. En este último, introdujo una cuestión novedosa: la pena perpetua y la accesoria del 52 son incompatibles con los arts 5, 7 y 24 de la CADH. En 2021 sometió el caso a la Corte IDH. Y ahora, finalmente, la Corte resolvió que Argentina es responsable por la violación de los artículos 8.1 (garantías judiciales), 8.2.c (derecho al tiempo y medios necesarias para preparar defensas), 8.2.e (derecho a designar defensor de confianza). A la garantía del 8.2.f (derecho a interrogar testigos de cargo) y 25.1 (derecho a las garantías y protección judicial) de la CADH en relación al 1.1 y 1.2. También qué es responsable de violar el 8.2.h (derecho al recurso) en relación al 1.1 y 2 del mismo instrumento.                                   Resulta que ahora la Corte ordenó que Álvarez tenga la posibilidad de solicitar una nueva revisión de su sentencia condenatoria en los términos del 366, inc. F del CPF.Por ende, la Corte Interamericana decretó la ilegalidad de la Prisión Perpetua en Argentina en el Caso “Alvarez c/Argentina”. Por unanimidad, decretaron que deberá revisarse la condena del “Concheto” Álvarez (asesino múltiple condenado) e indemnizarlo por violar sus Derechos Humanos. Otro alto costo que deberá afrontar el país.

Comentarios

15/11/2023 | 12:01
#3
No se trata de la legislalcion argentina sino de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El Pacto de San Jose de Costa Rica tiene jerarquia Constitucional
13/11/2023 | 14:39
#2
No se trata de la legislalcion argentina sino de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El Pacto de San Jose de Costa Rica tiene jerarquia Constitucional
13/11/2023 | 09:40
#1
El mensaje de está nota es que hay que cambiar las leyes vigentes y para eso hay que votar a Milei
12/11/2023 | 11:29
#0
Cuál sería el mensaje de esta nota? Que las garantías no cuentan?