Comercio / Por Sergio Denegri

Libros usados, un mercado siempre vigente

A pesar del paso de los años y los avances en la tecnología, el sector de los libros usados persevera y se abre camino. Dialogamos con distintos comerciantes de la ciudad, que nos cuentan sobre la actualidad del rubro.
sábado, 29 de enero de 2022 · 08:00

Si bien desde hace unos años se han impuesto los soportes digitales para numerosas actividades y los dispositivos móviles ocupan el centro de nuestra atención gran parte del tiempo, al momento de hacer una pausa, los libros en papel siguen encontrando un terreno fértil para continuar vigentes.

Entre las ofertas existentes, los libros usados, además de ser aliados fieles al ritmo de cada cual, representan también una opción económica, teniendo en cuenta el incremento en el precio de las ediciones nuevas, y brindan acceso muchas veces a títulos que no han sido reeditados o son difíciles de conseguir.

Con el objetivo de conocer un poco más acerca de la actualidad de este rubro en nuestra ciudad, recogimos el testimonio de quienes llevan adelante cuatro comercios de usados en Chivilcoy.

Jesús Malone de “Libros Usados Chivilcoy”, Arenales 398

“El libro usado siempre se vende. Chivilcoy tiene una gran población lectora, gente que escribe, pero también que lee mucho, que compran libros usados y nuevos, pero nosotros no nos podemos quejar porque hay clientes y, al contrario de lo que se cree, hay muchos jóvenes que buscan usados. Respecto a lo que la gente lee, hay mucha variedad de casos, pero se venden una gran cantidad de clásicos.

El libro en papel no va a desaparecer nunca, porque somos muchos los bibliófilos que nos gusta tenerlo acomodado en la biblioteca. Además, muchas veces la gente te dice “yo prefiero leer el libro y no en la compu porque me hace mal a la vista”.

Siempre tuvimos la idea de tener la onda de las librerías de Buenos Aires, en las que la gente va, revisa, nadie la molesta y se lleva lo que quiere a un buen precio.

Hacemos compra-venta y el sábado (por hoy) realizaremos una gran barata de libros usados, una selección de unos 500 títulos a 50 pesos. Tendremos una selección con títulos en la vereda y cajones adentro. Todo lo que se encuentre en las mesas va a estar a 50 pesos”.

Cristina Odisio de “Bitácora”

“En nuestro caso, que durante la pandemia solo vendemos online, notamos una baja en la venta, pero no sé si debe al cambio de modalidad.

Yo creo que, por el contrario, evidentemente sigue siendo interesante ya que se siguen inaugurando librerías de usados o como se las llamaba librerías de viejo. Cuando abrí Bitácora en 2014 no existía ninguna en la ciudad. Hoy somos cuatro o cinco.

Para mí criterio, Chivilcoy es una ciudad muy inquieta intelectualmente hablando, por lo tanto, es una comunidad lectora. El libro usado siempre es atractivo y la temática es variada tal como es la propuesta de este tipo de librerías. Siguen siendo muy buscados los libros de autoayuda, las novelas históricas y también hay un público importante lector de clásicos.

Creo que el Libro no corre riesgo. Siempre logra imponerse”.

Thomás Demarco de “El Manantial Libros Usados”, Salta 385

“Durante la Pandemia hubo un aumento significativo de la compra-venta de libros usados. Al estar restringidas las actividades la gente se volcó mucho a la lectura. Disminuyó en enero, debido al aumento de casos, las salidas por vacaciones y el clima extremo.

En Chivilcoy hay interés por la lectura, incluso muchos lectores jóvenes, al contrario de lo que se cree. La lectura es muy variada, pero lo que más vendemos es ficción, literatura, novelas y cuentos. También se venden muchos libros de historia, autoayuda, filosofía. Interesa el libro usado por una cuestión económica y por una cuestión de que muchos libros están agotados y no se consiguen nuevos. También están los coleccionistas y los estudiantes que buscan para estudiar algún tema específico.

Los libros en formato papel van a coexistir con el formato digital. Hay lecturas que se pueden hacer en formato digital, pero otras no. El impreso va a seguir teniendo vigencia, en algún momento se va a volver más a lo impreso, esto es como que un explorador viaje continuamente en la tierra hacia el oeste, en algún momento se va encontrar con el este, lugar donde partió.

Claudia Mastran de “El Garaje Libros”, Garibaldi 239

“Hace un año me mudé de Buenos Aires, tenía una librería grande allá, y eso es en parte lo que estoy trabajando. Tenemos libros usados, saldos, libros descatalogados, en idiomas, raros, en temáticas hiper variadas. Me manejo mucho por Whatsapp o en ferias, sino a la mañana siempre está abierto.

Veo bastante interés en la gente sobre todo en la juventud, lo que me sorprende gratamente, y mucho infantil.

Hacia adelante no creo que el libro vaya a desaparecer por más que tengamos tanta cosa digital, que resulta práctica a los fines de buscar algo rápido o puntual, pero cuando alguien quiera ampliar, va al libro.

Los usados llaman la atención por los precios, tenemos en excelente estado y a muy buen precio”.

11

Comentarios

29/1/2022 | 23:59
#188048
Pero si todos los libros son usados, los nuevos también! ;~)
29/1/2022 | 09:33
#188047
Felicitaciones!