Dr. Nicolás Peluso

Tenencia responsable de mascotas en Chivilcoy

El profesional médico forma parte del equipo técnico de la Dirección de CAZMA y Medio Ambiente del Municipio de Chivilcoy, que lleva adelante el Programa “Protenencia” de sanidad animal, tenencia responsable de mascotas y castración masiva mediante el cual se atiende un promedio de 5.000 animales al año.
viernes, 31 de diciembre de 2021 · 08:00

El Dr. Nicolás Martín Peluso (MP 12998) dialogó con LA RAZÓN acerca del desarrollo en el distrito del Programa Nacional “Protenencia”, programa inclusivo y participativo al que se encuentra adherido el Municipio, que fomenta la sanidad de los animales, la tenencia responsable de las mascotas y la castración masiva.

El Municipio realiza unas 220 a 270 castraciones mensuales, “es un número muy alto”, indicó el profesional, “es para personas que no tienen recursos, y apunta a bajar el índice de la población de perros y gatos callejeros en la ciudad, además de prevenir acerca de las enfermedades que los animales sin castrar conlleva, como el tumor de Sticker, perros agusanados luego de peleas por perras en celo y distintas patologías que son problemáticas cuando hablamos de animales que se encuentran en situación de calle”.

Nicolás es integrante del equipo de profesionales de CAZMA desde el año 2018, trabajando junto a Cintia Satriano como titular de la Dirección, “las cifras oscilan y aumentan de acuerdo a la voluntad de los vecinos que se acercan a los puntos de castración”, indicó, “un 80% de la población se acerca y se compromete, además de acudir a la vacunación antirrábica que se realiza todos los meses”.

Castraciones y vacunación antirrábica

Las castraciones se realizan en el tráiler sanitario, sumado a una veterinaria que ofrece el servicio por medio del Municipio, mientras que la vacunación se realiza a través de los puntos fijos en los espacios públicos, “siempre manteniendo los mismos puntos y fechas para que la gente tenga el año de vacunación establecido, tanto la ciudad como en los pueblos de campaña”, explicó.

La vacunación antirrábica se realiza a partir de los tres meses, mientras que para las castraciones en las perras se recomienda realizarlas “antes del primer celo, lo cual es variable entre los seis y los ocho meses, mientras que en las gatas entre los cinco y seis meses”. La castración para los gatos machos más cerca del año de vida y los perros machos alrededor de los cuatro años, “en el caso de los perros callejeros es más variable, se considera si está apto para castrar”.

Sinergia con las protectoras de animales

“Sin ellas el trabajo sería imposible, es la realidad”, destaca sobre la articulación con las entidades protectoras y grupos mascoteros que trabajan en el territorio, “son quienes van a buscar los perros para castrar en la calle, siempre están ayudando y optimiza nuestro trabajo”.

Pandemia

La pandemia afectó el flujo habitual, “con puntos de vacunación suspendimos porque la gente no se acercaba en su punto más álgido”, indicó, “el año pasado hubo muchos más perros vacunados porque realizamos la vacunación casa por casa, arribando este año al número habitual de animales vacunados por año, a un ritmo de 200 animales castrados por mes y 5.000 vacunados al año, en un promedio de 500 animales atendidos por mes, en un porcentaje bastante exitoso para el distrito” detalló.

Claves de la tenencia responsable

“Inculcar desde la familia, la importancia de sostener cinco premisas básicas”, destaca el profesional, “es necesario ser consciente al momento de tener una mascota”.

Primero de todo citó la voluntad y ganas de tener una mascota, el tiempo de dedicación, el espacio necesario para una buena convivencia y calidad de vida para el animal, el conocimiento básico sobre sus necesidades y el comportamiento del animal, y el vínculo humano y animal (lo más importante según su punto de vista), y tener los recursos necesarios para mantenerlo, “cuando decidimos que un animal pase a formar parte de nuestras vidas, somos responsables de él”, puntualiza.

Las mascotas y el calor

En el marco de estos meses de calor, Nicolás indicó que “los animales bajan su temperatura corporal jadeando, es decir no transpiran, por lo que son propensos a un golpe de calor con seguridad si es que se encuentran en un ámbito de temperaturas altas. Es importantísimo en esta época entonces, mantenerlos en ambientes o espacios frescos, donde corra aire o que puedan mojarse”.

Por otra parte, apuntó sobre los perros y los vehículos que, “es importante aún más, porque suele tener mayor temperatura, tener ventilación o aire prendido, aunque esto último debe ser con uso moderado”.

También destacó la importancia del asesoramiento con un veterinario de cabecera o de confianza.

Pirotecnia

Los perros tienen un oído mucho más afinado que el de los humanos, “el rango de audición de un perro es casi cuatro veces más de sensible que el de nosotros, por lo que realmente es mucho más perjudicial, con alteraciones del comportamiento, taquicardia, inflamaciones, aumento de la frecuencia respiratoria entre otras afecciones, perros que escapan y que en muchos casos tienen accidentes en la vía pública. Debemos ser conscientes de esto y generar conciencia en los demás, también tener en cuenta de poner al animal en algún lugar donde no se pueda lastimar, con música fuerte para paliar el ruido externo, en caso de tener que medicarlo para evitar mayor sufrimiento, también especificamos el acudir al veterinario de cabecera”.

5
2

Comentarios

1/1/2022 | 06:42
#0
Yo tengo perros,son rescatados,de la calle, pero , lamentablemente,en la cuadra donde yo vivo,hay gente, irresponsables,degan a los perros,sueltos,sin agua, y las personas,q,pasan les pegan,y se asen malos,y no son personas,ignorantes,yo vivo, sobré la calle industria,es una vergüenza,