El Reportaje

Ezequiel Caselles: “Hay mucha hipocresía con el tema de la unidad”

El dirigente de Vamos, ante la situación que vivimos, atravesada por pocas certezas y socialmente acuciante, se refirió a la actualidad política local y nacional.
domingo, 26 de mayo de 2019 · 00:00

La charla con el joven referente del espacio Vamos, nos llevó a otra anterior, que tuvimos cuando Ezequiel fue candidato a concejal en 2017. En esta oportunidad, el dirigente de Vamos, ante la situación que vivimos, atravezada por pocas certezas y socialmente acuciante, se refirió a la actualidad política local y nacional.

En referencia a lo nacional ¿cómo ven desde Vamos la situación económica y política del país?

Estamos viviendo momentos dramáticos. Principalmente por la alta inflación y los servicios básicos dolarizados. Aumenta todo menos el salario y la jubilación. La gente está comprando menos comida, menos remedios, no porque está a dieta o mejoró su salud, sino porque se gasta medio salario o jubilación en pagar las cuentas.  La baja de consumo trae el cierre de los comercios y los consecuentes despidos, pero lo peor de todo es que el presidente nos dice que “estamos mal, pero vamos bien” y no cambia el rumbo. La crisis la está pagando la gente, mientras que las empresas de servicios públicos y combustibles han incrementado sus ganancias como nunca con los tarifazos.

 

¿Qué opinan del pronunciamiento de Cristina y la candidatura Fernández Fernández?

Nosotros apoyamos esa candidatura y llamamos a conformar un gran frente opositor que ponga fin al modelo neoliberal. Lo urgente es concluir esta etapa que tanto mal nos ha hecho. Pero nuestro mayor compromiso es con Chivilcoy. Vemos necesario la conformación de un frente político local que una fuerzas, que exprese la unidad, pero también la diversidad.

 

¿Crees que puede ser factible la unidad en Chivilcoy?

Hay mucha hipocresía con el tema de la unidad. Todos hablan de ella pero pocos la practican realmente. Nosotros creemos que mas allá de las candidaturas, el mejor aporte que podemos hacer quienes participamos en la política, es pensar y proyectar políticas para nuestra ciudad. Eso es lo que nos debe unir principalmente. Qué Chivilcoy queremos y qué hacemos para conseguirlo. La gente está cansada de los que se acomodan su vida con la política mientras los que sufren son siempre los mismos. Pensamos que es necesaria una renovación, no sólo de las caras y nombres, sino de las prácticas políticas. Apostamos a que las fuerzas y referentes de la oposición estén a la altura que el presente nos demanda.

 

Si mal no recuerdo, en este sentido iba la plataforma que presentaron en 2017

Sí. Ese trabajo que construimos en 2017 con una gran diversidad de referentes locales, lo hemos pulido y lo sintetizamos en un Plan Integral de Desarrollo local.

Esto significa planificar políticas a partir de nuestro capital humano, tecnológico, educativo, natural y cultural. Políticas que estimulen la producción local existente y promuevan una nueva, enfocada a satisfacer la demanda de la comunidad. Nosotros mismos podemos abastecernos en cuanto a alimentos sanos y de calidad como hortalizas, carnes y lácteos. Pensamos en fortalecer la agroecología, la faena local, y la producción láctea tan importante en nuestra ciudad. Pensamos en la Marca Chivilcoy como sello distintivo de nuestros productos y en un Mercado concentrador que acerque el consumidor al productor sin intermediarios. Hay muchas empresas locales de suma importancia que no se las conoce localmente ni se las estimula. Hay una cantidad inmensa de posibilidades turísticas y zonas con riquezas patrimoniales sin explotar. Articular y encadenar lo educativo con lo productivo y lo social es el gran desafío. 

 

¿Cómo piensan la ejecución de este plan?

Este Plan de Desarrollo Local no puede pensarse sin los actores locales. Por eso planteamos desde un inicio la participación ciudadana. Es la otra pata que debemos tener en cuenta cuando pensamos un modelo nuevo de gestión municipal. La gestión moderna es la gestión realmente participativa, innovadora, abierta. Apuntamos a construir redes y canales de diálogo para que la implementación de este Plan se gestione entre las partes, pensando en el todo que constituimos como comunidad, el otro gran objetivo que perseguimos. No hay desarrollo si no vamos juntos como comunidad. No hay desarrollo si en el camino se queda gente afuera.

 

Como arquitecto te pregunto, ¿cómo ves la ciudad?

La ciudad es una herramienta humana y debe servir para ampliar derechos. Si no lo hace, entonces los quita. El acceso a la vivienda debería ser algo básico y es factible de conseguir y se puede con voluntad política. Por otro lado, quien vive en un barrio de la periferia y no cuenta con un buen acceso, luminarias, un espacio recreativo equipado, tiene menos derechos que alguien que habita en el centro. Es un ciudadano de segunda, no vale lo mismo. La ciudad debe planificarse desde un sentido social. Nosotros proponemos en el Plan de Desarrollo en el que se conformen cooperativas de trabajo barrial que estén destinadas a mejorar su propio barrio. Hay que terminar con los planes asistencialistas. Hay que darle a los trabajadores herramientas que dignifiquen su trabajo y que ese trabajo les permita crecer.

 

¿Y cómo la ves en su futuro?

Principalmente Chivilcoy necesita planificación, hay que pensar la ciudad a futuro en varios temas. Los servicios, dónde y cómo lotear, dónde crecer en altura, qué preservar, todo esto de manera sostenible. Mi humilde parecer es que Chivilcoy tiene que poder mejorarse sin perder esa vida en comunidad del interior que tanto nos reconocen desde afuera. Eso se logra con planificación. Hay que pensar no sólo el crecimiento de la ciudad, sino, y aún más importante, el desarrollo de la misma, más ahora, con la autopista. Por supuesto hace falta cambiar las políticas nacionales. Pero, que haya desarrollo nacional no necesariamente implica que se piense en el desarrollo local. A eso apuntamos.

 

 

 

 

 

Comentarios

27/5/2019 | 04:18
#2
Mamita...zurdos apoyando kirchnerismo (pensar que hace algunos años atrás los llamaban despectivamente PERONCHOS). Chicos, que mala memoria. ¿Tanto les gusta la teta del estado? Tenemos a muchos inmigrantes venezolanos en nuestro país (vivo con dos de ellos desde hace 1 año, dejando a sus familias), ojalá estos aspirantes a bancas políticas los escucharan hablar del socialismo, del chavismo que tanto idolatran. ¡Viva la libertad!
26/5/2019 | 13:57
#1
Ahora apoyan a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner...ah, bueno...después se llenan la boca pidiendo decencia...y depende quien se presente les interesa la corrupción más o menos y los derechos humanos. Cuando Fidel Castro torturaba y asesinaba miraban para otro...Indecentes e inmorales a más no poder.