Moffat - Cáceres

Balance de las jornadas “Prevención y Abordaje de las Adicciones”

'La violencia, la soledad, la individualidad, las drogas crecen cada día. Es muy triste y doloroso, por eso rescato de estas jornadas el compromiso social que hay que multiplicar', dijo el especialista Diego Cáceres.
viernes, 14 de septiembre de 2018 · 02:18

Con una importante participación se cerraron las jornadas sobre “Prevención y Abordaje de las Adicciones”, organizadas por la Asociación “Arco Iris” y que se llevaron en el Centro Universitario Chivilcoy, con el acompañamiento en las actividades la Municipalidad.

Como coordinadores estuvieron Alfredo Moffat, uno de los impulsores de la Psicología Social y Diego Cáceres, que desarrolla esta modalidad en adicciones.

En el último día se hizo la reelaboración de la jornada y entrega de certificados, así como algunas nociones de psicodrama.

Diego Cáceres expresó en una entrevista para LA RAZÓN, a modo de balance, que los participantes pudieron ver cómo se abordan algunos temas problemáticos, aceptarlos, entenderlos y, de ese modo, que se puede hacer a partir de ahí, algo distinto.

“La propuesta era tener una mirada distinta para las problemáticas sociales y, en base a eso, intervención. Siempre digo que todos hacemos intervenciones, por el simple hecho de ser personas, después, si lo hacemos desde lo profesional, seguramente lo haremos desde un rol o una técnica, con el propósito de mejorar alguna situación dolorosa, individual, familiar o social”.

“A través de las jornadas lo logramos en las personas, que lo que más nos manifestaron es poder llevar a casa lo aprendido y, desde nuestro hogar, transmitirlo para afuera, en la escuela, iglesia, centros culturales…”.

El especialista puntualizó que, en el actual contexto social que es muy difícil, hay que repensar el abordaje de situaciones problemáticas. “Eso indica que estamos empeorando, porque si tenemos que estar modificando y perfeccionando nuestras herramientas de abordaje, quiere decir que las problemáticas sociales crecen cada día”.

“No tenemos una cultura de prevención –enfatizó-, los que trabajamos desde abajo hacemos prevención como podemos, principalmente en red. No hay herramientas, no hay recursos, la gente no sabe qué hacer, hace lo que puede, en el siglo XXI en que tenemos todo, supuestamente no falta nada, pero lo que falta es la decisión política para que los argentinos dejemos de vivir tan mal”.

“La violencia, la soledad, la individualidad, las drogas crecen cada día. Es muy triste y doloroso, por eso rescato de estas jornadas el compromiso social que hay que multiplicar”.

¿A qué atribuye la falta de prevención?

Desde mi punto de vista, tiene que ver con el consumismo. Si vendo café y, al mismo tiempo, hablo de lo negativo y perjudicial que es tomar café, no me van a comprar. Tendré que cerrar mi negocio. La prevención es advertir sobre diversas situaciones perjudiciales y se le terminaría el negocio a uno pocos.

Dentro del consumismo están las drogas, el alcohol… Creo que, si hubiera prevención, pensaríamos distinto, habría otras opciones a la hora de pensar qué queremos consumir. Pero cuando la bajada de línea es única, no tenemos alternativas y muchas cosas están naturalizadas en nuestra sociedad, el bienestar pasa por lo que vamos a consumir.

Nos tratan de convencer que la felicidad y el bienestar de cada uno de nosotros está en las cosas, por eso trabajamos desde la Psicología Social con los vínculos para que podamos sanar y aliviar, para que el verdadero compartir se dé a través de los valores, nuestras experiencias, sentimientos. Después, las cosas, son secundarias y terciarias.

 

Comentarios