Para reflexionar: El demonio y el caballo

sábado, 20 de abril de 2019 · 00:00

Un caballo estaba amarrado y vino un demonio y lo soltó.
El caballo se metió a la finca de unos campesinos y comenzó a comerse la siembra.
El dueño de la finca tomó su rifle y mató al caballo.
Entonces el dueño del caballo, tomó su rifle y mató al dueño da la finca.
La mujer del dueño de la finca, mató al dueño del caballo.
Entonces el hijo del dueño del caballo mató a la mujer.
Los vecinos enardecidos mataron al muchacho y quemaron su casa.
Entonces le preguntaron al demonio:
---¿por qué hiciste a todos eso?
El demonio respondió:
---Yo sólo solté el caballo.

Moraleja: el diablo hace cosas simples porque sabe que la maldad está en nuestros corazones y solitos hacemos el resto.
Por eso, es bueno pensar antes de actuar, no sea que una cosa sin importancia cause mucho daño.

NO SUELTES EL CABALLO

Comentarios