Política Nacional

Tras la turbulencia financiera, las evaluadoras de riesgo internacionales le bajaron la nota a Argentina

La agencia Fitch recortó el viernes la nota de la deuda al país de “B” hasta “CC”, mientras que Standar & Poor's (S&P) hizo lo propio bajando de '-B' de 'B' haciendo referencia a 'la pronunciada turbulencia del mercado', y destacando el aumento del no pago de la deuda.
sábado, 17 de agosto de 2019 · 06:59

El lunes post elecciones primarias el mercado financiero sufrió un descalabro en todos sus frentes que se erigió como tema principal de la semana que cerró con los informes negativos de las evaluadoras de riesgo internacionales.

En primer lugar, la agencia calificadora Fitch recortó dos posiciones la nota de la deuda de Argentina desde "B" hasta "CC”; y posteriormente, Standard & Poor's (S&P) hizo lo propio bajando de "-B" de "B" y acentuando la posibilidad de default del país.

Según S&P, "la pronunciada turbulencia del mercado financiero, con una depreciación significativa del peso argentino y un repunte en las tasas de interés, tras las elecciones primarias del domingo pasado en Argentina, ha debilitado significativamente el ya vulnerable perfil financiero del soberano”.

Por su parte, Fitch señaló: "El recorte de la nota de Argentina refleja una elevada incertidumbre política después de las elecciones primarias del 11 de agosto, un severo endurecimiento de las condiciones financieras y el esperado deterioro del ambiente macroeconómico que aumenta la posibilidad de un default de la deuda soberana o de una restructuración de algún tipo".

"Los resultados de las elecciones primarias apuntan a un aumento de chances de que se produzca un cambio de gobierno en favor de Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en las elecciones de Octubre", indicó Fitch.

Asimismo, el cambio en la Casa Rosada "incrementa los riesgos de una ruptura en la estrategia política de la actual administración de Mauricio Macri, guiada por el programa con el Fondo Monetario Internacional".

"Las presiones financieras se podrían intensificar en 2020, cuando se necesite girar hacia los mercados para financiar el déficit fiscal y la deuda, al tiempo que se terminan los desembolsos del FMI", advierte.

Cabe recordar que del total de la deuda, casi un 80 por ciento está en moneda extranjera, en un momento que el peso cerró la semana con una pérdida del 19,91% de su valor, y llegó a desvalorizarse un 25%.

Fuente: Infocielo. 

Comentarios