Cristina habló de una "feroz" e "inédita" persecución en su contra

La vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que la causa que afronta por supuestas irregularidades en la concesión de obra pública en Santa Cruz 'es un expediente mediático, no judicial'. En este marco, habló de una 'feroz' e 'inédita' persecución en su contra.
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 13:31

 

Cristina ingresó esta mañana a los tribunales de Retiro y se sentó en el estrado poco después de las 10 horas, luego de que el Tribunal Oral Federal 2 volviera a rechazar el pedido de que la audiencia sea trasmitida en vivo a través del sitio del Poder Judicial. 

"Si alguien tenía la duda de la existencia del Lawfare (guerra judicial), o no sabía de qué se trataba, la lectura que acaba de hacer el señor presidente de este tribunal donde se nos deniega transmitir en vivo y en directo esta audiencia, es una clase práctica del Lawfare en la Argentina llevado a cabo por este Tribunal", acusó la mandataria en el inicio.

La expresidenta habló de las escuchas telefónicas que se filtraron en los medios de comunicación de conversaciones de ella con el exdirector general de la Agencia Federal de Inteligencia y actual senador electo, Oscar Parrilli, y acusó a los jueces de ser responsables de eso, mientras que también se refirió a la "persecución" a sus hijos.

"Todo este proceso es Lawfare, se publicitan cosas que no ocurrieron para conformar una opinión pública para que los jueces no tengan más que condenar. No soy abogada penal, pero nunca en mi vida escuché un guión en lugar de una acusación fiscal", aseguró.

En esta línea, la expresidenta subrayó que "el Gobierno que se va tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso o quién no, o empresarios". "Todo esto, el plan, fue ideado para una feroz, inédita persecución contra quien fuera presidenta de la República durante dos períodos consecutivos por el voto popular", subrayó.

Cristina apuntó contra el presidente Mauricio Macri; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; Mariano Federici, de la Unidad de Información Financiera; la AFI y el Ministerio de Justicia.

"Voy a comprar números de lotería, tengo una suerte cuando sortean jueces siempre me tocan (Claudio) Bonadio o (Julián) Ercolini. Deberíamos revisar un poquito cómo se hacen los sorteos en Comodoro Py", amplió.

La expresidenta calificó a la acusación como "una vergüenza". "Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas, creo que no tuve tiempo para gobernar porque me la pasaba montando asociaciones ilícitas, dos de carácter familiar, dos de carácter público empresarial", ironizó.

En tanto, también se refirió a los tiempos judiciales vinculados al proceso electoral: "Un mes antes del cierre de listas me sentaron en el juicio oral de corrupción por la obra pública". "Se nota mucho lo que han hecho señores jueces, en serio se nota mucho", indicó.

Por otro lado, se apoyó en declaraciones del Papa Francisco. "Hemos escuchado las palabras de su santidad, podemos ir también al requerimiento que ha hecho el relator especial de ONU en materia de la presión que se ejerce sobre los jueces. ¿Y qué hizo el Gobierno además de presionar a los jueces? Utilizó el dispositivo del Poder Ejecutivo a través de la Oficina Anticorrupción (OA) y de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) para iniciar causas judiciales", dijo. (DIB) MT

0%
Satisfacción
20%
Esperanza
80%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

2/12/2019 | 19:33
#0
Es indignante vivir en una sociedad en la que la mitad vuelve a elegir al gobierno mas corrupto de la historia argentina.