¿Acuerdo de transición? Se enfría el nombramiento de cargos judiciales en el Senado

Aunque todavía se negocia que parte del paquete sea tratado en una sesión (todavía no confirmada) prevista para la semana que viene, fuentes parlamentarias del oficialismo aseguran que el tratamiento de los pliegos quedará 'stand by' hasta después de la asunción de Kicillof.
jueves, 21 de noviembre de 2019 · 10:01

El tratamiento de los pliegos de los 42 funcionarios judiciales propuestos por la gobernadora María Eugenia Vidal quedaría congelado hasta después de la asunción de Axel Kicillof, como parte de un acuerdo de "transición" que le permitirá al futuro gobernador revisar alguno de los nombramientos.

Estos nombramientos de funcionarios judiciales (entre jueces, defensores y fiscales) que el oficialismo buscó tratar tras las PASO  generó el enojo del Frente de Todos. En rigor, el problema del peronismo pasa por dos pliegos puntuales, mientras que de los otros 40 no hay mayores observaciones.

Son los casos de los candidatos a ocupar dos sillas de la cámara de Casación Penal: Francisco Pont Vergés y Ana Julia Biasotti, ambos con cercanía al procurador general Julio Conte Grand, lo que genera un fuerte rechazo del peronismo. En principio se había acordado dejar afuera estos dos pliegos y avanzar con los otros 40, mientras se negociaba que uno de los dos cargos sea revisado y ocupado por la actual oposición.

Sin embargo, en las últimas horas cobró fuerza la posibilidad de que todo el paquete se postergue hasta después del cambio de Gobierno. En el bloque oficialista aseguran que esa medida fue solicitada por el equipo de Kicillof durante las reuniones por la transición en el área de Justicia, y que el Gobierno la aceptó.

De todos modos, en Juntos por el Cambio recuerdan que tras el recambio parlamentario continuarán siendo mayoría en el Senado, por lo que el futuro gobernador deberá consensuar con ese bloque los nombres que impulsará para la Justicia.

Extraordinarias

Según se indicó, las cámaras de Diputados y Senadores analizan convocar a sesiones para la próxima semana, con el objetivo de cumplir con un último encuentro antes del recambio, tratar expedientes acumulados (en Diputados hace más de 6 meses que no se sesiona) y que corren riesgo de perder estado parlamentario y convocar a sesiones extraordinarias, período en el que se espera que se trata el Presupuesto, el endeudamiento y algunas leyes de Emergencia que podría plantear Kicillof. Estas últimas podrían debatirse en diciembre, aunque la "ley de leyes" seguramente pasará para enero. (DIB) JG

Comentarios