Un empresario pagó sobornos y recibió factura de Clarens

Lo confesó ante el juez Bonadio uno de los empresarios arrepentidos. El financista K recibió la plata y entregó una factura de una constructora de Lázaro Báez.

ARGENTINA | 

Ernesto Clarens, conocido como el financista K, deberá enfrentar otra prueba de su participación en la causa de "los cuadernos de las coimas": el cobro de un “soborno documentado” por primera vez en la historia judicial argentina reciente con un recibo.

El financista, que quiere acogerse al régimen del imputado-colaborador pero el juez federal Claudio Bonadio demora la homologación, podría ir preso después que uno de los 17 empresarios "arrepentidos" confesó que le pagó personalmente una coima de 4.530.000 pesos en blanco, sin bolseros ni plata negra como en los otros casos.

Según contó el empresario, que declaró como testigo protegido, Clarens le dijo: "Mirá, desde que se murió “El Furia” (por Néstor Kirchner, fallecido en el 2010), mi hice cargo de la administración de Gotti y necesito 4.530.000 pesos en blanco por un problema contable", informó el diario Clarín.

Entonces, el empresario le llevó la coima en persona, después de un largo viaje terrestre, y recibió la factura correspondiente en blanco.

En la factura se inventó que el pago era por “un movimiento de tierras” que Gotti -constructora de Báez- debía haber hecho en una obra de la empresa del arrepentido.

Para sorpresa del fiscal y el juez, el empresario entregó la factura y la contabilidad de su empresa donde se registró el pago y el falso trabajo.

Luego el arrepentido se negó a pagar otras coimas y comenzó a perder todas las licitaciones, indica el matutino.

FUENTE: Gaceta Mercantil

Más Noticias