Oleada de empresarios "arrepentidos": ahora son Wagner, Neira y Roggio

Los tres llegaron a un acuerdo con el fiscal Stornelli. Resta que el juez Bonadio homologue esa negociación.

ARGENTINA | 

El desfile de empresarios por los tribunales de Comodoro Py debido al vendaval desatado por los cuadernos de Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta en el ministerio de Planificación, sigue generando "arrepentimientos" varios en la causa por el pago de coimas que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio.

El empresario Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) y de la constructora Esuco, llegó hoy a un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli para convertirse en imputado colaborador de la causa y quedar en libertad ya que está detenido desde la semana pasada.

Jorge Guillermo Neira, ejecutivo de Electroingiería, también negoció con Stornelli y ahora deberá esperar, al igual que Wagner, que Bonadio decida si homologa o no sus acuerdos con el fiscal.

El constructor Aldo Roggio, dueño de la compañía que lleva su apellido y que está citado a declaración indagatoria para el martes próximo, se presentó este viernes ante Stornelli.

Según el diario Clarín, también llegó a un acuerdo que deberá ser homologado por el magistrado.

En todos los casos asumen haber hecho aportes en negro para las campañas electorales del Frente para la Victoria en 2013 y 2015, lo que prevé una pena menor a tres años por violación de la ley de financiamiento de los partidos políticos.

Ninguno aceptó haber pagado coimas para ganar licitaciones de obra pública.

Estos tres empresarios se suman a Ángelo Calcaterra y a su subordinado en IECSA, Javier Sánchez Caballero, además ingresaron al programa del ministerio de Justicia Armando Loson, del Grupo Albanesi; Héctor Zabaleta, ex del Grupo Techint; y Juan De Goicoechea, ex CEO de la española Isolux en Argentina.

FUENTE: Gaceta Mercantil

Más Noticias