Los intendentes ya ajustan sus cuentas para hacer frente a la suba del dólar y a los recortes de Macri

Racionalizan combustible, paralizan obras y recortan servicios, además de limitar horas extras y viáticos. Los preocupa la escalada del dólar, pero también la eliminación del Fondo Sojero y otras políticas de Nación.

ARGENTINA | 

Racionalizan combustible, paralizan obras y recortan servicios, además de limitar horas extras y viáticos. Los preocupa la escalada del dólar, pero también la eliminación del Fondo Sojero y otras políticas de Nación. “El plan de obras que tenía pensado arrancar me lo meto en el culo”, resumió, desesperado, un alcalde consultado por este portal.

Los jefes comunales de todos los partidos –oficialistas y opositores, acérrimos y no tanto- están preocupados por la crisis económica que atraviesa el país. Ser el primer mostrador de cara la ciudadanía los obliga a tener sintonía fina en cualquier medida a adoptar.

La racionalización del combustible es una decisión que coinciden todos los alcaldes consultados por INFOCIELO para afrontar la palabra que más sale de sus bocas: ajuste. La nafta, como adelantó este portal, puede llegar a tocar los 50 pesos cuando se adecúen al nuevo valor del dólar, al que se sumará una actualización impositiva.

Después aparecen otras estrategias como recortar servicios, no otorgar viáticos ni horas extras, realizar obras con mayor lentitud o paralizar las que están en curso. Un intendente de la sexta sección explicó a este portal que el año pasado armó un presupuesto de 20 millones de dólares, y que con la disparada de la divisa estadounidenses, pasó a ser de sólo 9 millones.

“Tenemos un combo complejo. Encima tenemos un esquema de gastos dolarizado: tarifas, combustible y medicamentos”, dijo. Además explicó que habrá mayor control en los vehículos municipales ya que no puede afrontar los aumentos de combustible. Para este jefe comunal el panorama es muy complicado ya que “hay una situación estrepitosamente mala, la gente viene a buscar trabajo y ayuda para el alquiler. En septiembre tengo que volver a abrir la paritaria porque es insostenible con este marco inflacionario”.

Otro intendente de la sexta, pero de signo oficialista, admitió que están “evaluando ajustes” y confirmó el fin de las horas extras y de los viáticos. Además se quejó del aumento de las tarifas ya que hasta el año pasado con la tasa de alumbrado público podían hacer frente a ese servicio, en cambio ahora les cuentas entre 200 mil y 300 mil pesos más por mes. 

En la quinta sección el panorama no es distinto. “La situación actual es como jugar al fútbol con una pelota de rugby, no sabés para dónde va a salir”, dijo a este portal un alcalde amarillo. En el mismo sentido que su colega de la sexta, manifestó que no habrá horas extra desde septiembre y hasta fin de año. Además reconoció que a partir del lunes habrá recortes de servicios ya que, por ejemplo, dio de baja el alquiler de cinco camiones que colaboraban en la recolección de residuos.

Otro intendente de la quinta sección, pero de signo opositor, se mostró muy preocupado por la disparada del dólar y el aumento de combustible. “Después de los sueldos, el combustible es el principal gasto para el funcionamiento de un municipio”, explicó.

En ese sentido aseguró que están “re calibrando la utilización de todo vehículo municipal hasta que la situación se calme” ya que los “aumentos de combustibles no estaban presupuestados”. Además aseguró que bajó el nivel de cobrabilidad de las tasas de seguridad e higiene por la crisis que viven los comercios.

La gran paradoja que enfrentan los intendentes, especialmente en ciudades pequeñas, es que cualquier decisión drástica, como incurrir en despidos de personal o limitar la ayuda social, trae aparejado un costo político que ninguno quiere asumir. Las opciones para ajustar, en ese esquema, se limitan.

 

Fuente: Infocielo

Más Noticias