Fondos de inversión, preocupados por las derivaciones del caso de los cuadernos

Por un lado, sus activos en Argentina se ven castigados. Por el otro, dependiendo de con quién invirtieron, pueden sufrir consecuencias legales.

ARGENTINA | 

Una importante preocupación atraviesa estos días a la comunidad de los fondos de inversión en Nueva York, según recogió gacetamercantil.com este viernes tras consultar a fuentes de varios de ellos.

La previsible causa es el escándalo por los cuadernos de Oscar Centeno, cuyas fotocopias fueron presentadas a la Justicia por el periodista Diego Cabot, que involucra a ex funcionarios y a empresarios beneficiados con la obra pública, varios de los cuales están presos o acordaron ser imputados colaboradores de la Justicia.

Como ya sucediera en Brasil con el Lava Jato, los fondos que invirtieron en Argentina en los últimos años ven caer sus activos en el país. Y no logran determinar cuál será el impacto final.

Por lo pronto, "equity funds" como Blackstone, KKR, Templeton, Advent o Carval, por citar solo a algunos, anticipan que sufrirán pérdidas importantes derivadas de la incertidumbre que genera en los mercados la apertura de una verdadera "Caja de Pandora" que inició un proceso que se conoce cómo comenzó pero no se sabe dónde terminará y a quiénes afectará. Si se trata de una suerte de Lava Jato "a la Argentina" o si, en cambio, esta vez estamos frente a una investigación sin cortapisas.

No obstante, entre los fondos atribulados hay algunos que tienen más motivos que otros para preocuparse. Es el caso de Carval, el fondo creado por la cerealera Cargill, que tiene como socio local a MSU Energy, a cargo de Manuel Santos Uribellarea (h). Este directivo consiguió, gracias a Carval, unos 900 millones de dólares para invertir en las licitaciones para el área del actual gobierno. El hijo del fundador de la compañía madre, de larga experiencia en pool de siembra, dio un paso al costado esta para no afectar los negocios de la compañía agropecuaria con su involucramiento en el inicio de la causa por corrupción que se desató por la aparición de los cuadernos que relatan, presuntamente, un circuito de pago de coimas. MSU (h) se apartó de la presidencia de la firma  pero eligió solicitar una licencia de ocho meses. “Durante dicho plazo, la representación legal de la sociedad estará a cargo del Señor Manuel Santos de Uribelarrea Duhau", es decir, su padre, informaron en un comunicado.

Uribelarrea declaró que en 2015 Baratta lo llamó para tener una reunión y que en ese encuentro la mano derecha de Julio De Vido le pidió plata para la campaña electoral de ese año.

Según relató en los Tribunales, acordaron un monto de 100 mil dólares –el pedido original era mayor– que Uribelarrea pagó en tres partes: la primera antes de las primarias y las otros dos antes de las generales.

Las inversiones de Carval en el negocio de la energía tuvieron un impulsor en Nueva York, el ejecutivo Daniel Lerner, contraparte de un asesor en estructuración financiera bien conocido de los argentinos: José Luis Manzano.

A su vez, es ampliamente conocida la cercanía de Manzano con el ex ministro de Planificación, Julio de Vido, y con su segundo, Roberto Baratta, ambos detenidos en el marco de la causa por corrupción que mantiene en vilo al "círculo rojo" local.

Los fondos de inversión deben informar a los órganos de control de Estados Unidos el destino de sus inversiones. Y, naturalmente, a sus inversores. Los problemas legales que pueden surgir por denuncias de corrupción, también deben ser notificados. Algunos estudian "curarse en salud", según le dijeron a este portal, y -aunque no tengan "nada que temer"- preparan presentaciones en ese sentido.

El final es ciertamente incierto.

Más Noticias