Eliminación del Ministerio de Salud: la Campaña por el Aborto advirtió sobre el retroceso en derechos

Desde el espacio de nuclea a organizaciones y militantes que impulsan la interrupción voluntaria del embarazo, rechazaron la medida del presidente, Mauricio Macri, y señalaron la posibilidad de “parálisis” en el sistema de salud pública.

ARGENTINA | 

El paquete de medidas anunciado por el presidente, Mauricio Macri, en el marco de la crisis económica y política fue rechazado por amplios sectores de la sociedad. En ese aspecto, la eliminación del Ministerio de Salud para pasar a ser Secretaría, generó el repudio de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Advirtieron sobre retroceso y parálisis en materia de derechos”.

La salud es un derecho humano y no puede ser concebido como un costo. Es una inversión y debe ser una política de Estado destinada a igualar y garantizar el bienestar de toda su población”, señalaron.

Entonces recordaron que “así quedó demostrado entre marzo y agosto de este año en que el debate parlamentario por la Interrupción Voluntaria del Embarazo demostró que las consecuencias de la clandestinidad del aborto son una problemática de salud pública”.

Luego indicaron que “la reducción ministerial, informada de forma oficial en el día de la fecha, sólo aumenta la incertidumbre en días de una profunda crisis política y económica en el país”.

Y se preguntaron: “¿Qué pasará con los Programas que ya están en desarrollo? La reducción, ¿También alcanza a la difusión de información, prevención ante las enfermedades y la accesibilidad a los servicios que deben ser impartidos desde esa cartera sin obstáculos y de manera inmediata?”

A su vez, resaltaron que “la posibilidad de disminuir las injusticias y la desigualdad a las que las mujeres y personas con capacidad de gestar estamos expuestas son cada vez más lejanas. Lo advertimos porque somos parte de los debates sociales, porque integramos el movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans y feminista, y por eso exigimos políticas inclusivas. Porque sin derechos humanos básicos y sin inversión en la calidad no hay desarrollo posible”.

“Estamos alertas ante la posibilidad que existan retrocesos y parálisis en la garantía de los derechos, que podría provocar terribles pérdidas para la vida y la salud de la población en general”, concluyeron.

FUENTE: Infocielo

 

Más Noticias