De cuadernos,valijas y remises…no hay empate

OPINION | 

En los 90 un amigo solía trazar dos columnas en un pizarrón. De un lado escribía las causas judiciales generadas durante el Gobierno de Alfonsín, del otro las del Menemismo. Los galpones de Bahía Blanca y Ushuaia y los pollos de Mazzorín; del otro no alcanzaba la columna.
Lo del Menemismo era un sistema que producía ilícitos. Lo de Mazzorín apenas una mala decisión y lo de los galpones un negociado que fue denunciado por el propio Gobierno. Igual los menemistas, sus socios y defensores comparaban  buscabando el empate.
Hoy estamos viviendo algo parecido. Cada vez es más claro que el kirchnerismo montó un sistema delictivo, el número de causas, hasta ahora en curso, no entra siquiera en todo un pizarrón. También está clara la búsqueda del empate contra un Gobierno que hasta el momento es "denunciado" y criticado por causas mínimas: supuestos conflictos de intereses o tenencia de recursos en el exterior de algunos funcionarios, en ningún caso provenientes de recursos acumulados durante la función pública.
Lo más grave son los denunciados aportes truchos. Ante esto la Gobernadora hizo renunciar a la responsable de campaña que a su vez era contadora de la provincia, nada comparable con las actitudes de Néstor, Cristina o Daniel.
Para cerrar hablemos del explosivo caso de los cuadernos.

Queda demostrado que funcionaba un sistema piramidal destinado a recaudar ilícitamente dinero relacionado con la obra pública, obras que en muchos casos ni siquiera se iniciaban, solo se "ejecutaba" el adelanto para el retorno.
En este caso también algunos kirchneristas, los que no se animan a negar semejante evidencia monumental, juegan al empate porque figura la empresa del primo del presidente. 
No solo los kirchneristas, salvo los que niegan o amenazan a los jueces y fiscales, también lo hacen otros que necesitan sacar chapa de independientes o transitar la cómoda avenida del medio.
Al igual que durante el Menemismo la corrupción sistemática se convierte en una variable macro económica y afecta nuestro desarrollo. Pensemos que sólo en Vialidad se pudo demostrar más de 70.000 millones de pesos en sobreprecios.

Ojalá la justicia los alcance a todos. No es suficiente, pero es necesario para construir un país mejor.
 

Más Noticias