Sindicatos

sábado, 13 de junio de 2015 · 00:00

El gremialismo: de ayer a hoy

Desde aquella lejana "protesta de los labradores", que la avenida 9 de nuestra ciudad rememora como una de las primeras manifestaciones reivindicatorias, pasando más tarde por la formación de los primeros sindicatos, a instancias de anarquistas y socialistas, muchos son los acontecimientos que han sucedido a lo largo del siglo pasado.

Los grupos que propugnaron las 8 horas de trabajo y el descanso dominical fueron, sin dudas, los pioneros de las demandas sociales.

Los trabajadores, aunque en forma gregaria, comenzaron a comprender que debían unirse para lograr sus objetivos.

La lucha se hacía ardua frente a una clase dirigente insensible a los reclamos por una vida más digna.

Fue así que se llegó a la segunda mitad del siglo pasado, en el que la humanidad salía de una guerra devastadora en el viejo mundo.

Paralelamente comenzaba en la Argentina un período de claras reivindicaciones sociales, de las que no estuvo ajena nuestra ciudad. Comenzó la etapa del llamado Movimiento Obrero Organizado: los sectores gremiales discutían con las patronales convenios de trabajo. Se logró por fin la jornada de 8 horas y de labor y el descanso dominical, como así también el pago del Sueldo Anual Complementario (popularmente bautizado como "aguinaldo"), que vino a resolver necesidad básicas en los hogares de los trabajadores.

Los planes de vivienda dieron ocupación plena a la población y se vivieron momentos prósperos, como jamás volvieron a verse en la Argentina.

Luego, sobrevino una etapa de desencuentros, que sumió al país en un cono de sombras, del cual aún no podemos despegar.

El sindicalismo de hoy

El sindicalismo fue cambiando a medida que la sociedad lo iba demandando. Comenzó así a incursionar en aspectos vinculados no sólo con lo estrictamente gremial, sino con lo comunitario, como la salud -con el sistema de obras sociales solidarias-, avanzando también en otros campos, como el de la educación, tal es el caso del Sindicato de Empleados de Comercio y Servicios, que fue pionero en ambos aspectos, con la creación del Policlínico AMOS y los dos establecimientos educativos que funcionan bajo su órbita: el secundario de adultos (CENS Nº 451) y el Centro de Formación Profesional Nº 402.

También la Asociación Bancaria instaló consultorios propios, al igual que ASIMRA, que ha tenido un sostenido crecimiento en cuanto a ofertas en salud en los últimos tiempos.

Otros sindicatos representativos son los de la clase docente: la Unión Educadores de Chivilcoy, que fue la primera entidad que nucleó a maestros y profesores, enrolada a la Federación Educadores Bonaerenses (FEB) y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (SUTEBA).

El Sindicato de Trabajadores Municipales, Luz y Fuerza, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que está en un proceso de recuperación después de la desindustrialización que sufrió el país en la década del '90, y la Unión Obrera Molinera, son gremios que tienen participación -algunos en mayor y otros en menor cuantía-, en la vida comunitaria.

Aunque parezca paradójico, resulta insólito que a más de un siglo de los primeros movimientos de protesta, hoy vuelvan a ser conquistas a lograr las 8 horas de labor y el descanso dominical.

Comentarios