Crimen fue en 9 de Julio

En el Hospital Municipal se hizo la autopsia por el asesinato de Micaela Salazar

El aberrante hecho ocurrió el pasado domingo y fue noticia a nivel nacional. En Chivilcoy se hacen las labores forenses y legistas, de acuerdo a un comodato firmado en 2017. Los resultados de la autopsia pueden determinar elementos necesarios para recaratular la causa.
miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 09:35

Un nuevo caso de femicidio conmocionó a 9 de Julio y todo el país, con el asesinato de Micaela Salazar, de 27 años y el bebé que estaba gestando desde hace 4 meses. Además es madre de dos hijos.  Está detenido Renzo Pancera, de 25 años, pareja de la víctima, imputado del hecho ocurrido el domingo en calle Joaquín V. González 233 casi Avellaneda del Barrio 2 de Abril.

Desde el Hospital Municipal

La autopsia se hizo en el Hospital Municipal de Chivilcoy, tal como lo confirmó el director del nosocomio, Dr. José Luis Neme. La posibilidad que se realice en nuestra ciudad es a raíz de un comodato firmado en octubre de 2017 y avalado por el Concejo Deliberante, para la creación del cuerpo médico forense Mercedes / Chivilcoy con asiento en nuestra ciudad. “En nuestra morgue contamos con el cuerpo médico forense, que nos dedicamos a investigar del delito y proveemos información y conocimientos a la justicia”, dijo el profesional a LA RAZÓN. 

El procedimiento se realizó el lunes entre las 9 y las 10.30 horas, la segunda en lo que se refiere a violencia de género desde que se realiza en nuestra ciudad. Más detalles surgirán con posterioridad, ya que es necesario respetar el secreto de sumario. De todas maneras, los resultados de la autopsia pueden determinar elementos necesarios para recaratular el hecho aberrante.

Salvaje agresión

La agresión se registró alrededor de las 13 horas del domingo. Tras sufrir la salvaje agresión, la víctima pidió ayuda a un familiar directo, quien pidió una ambulancia a través de un llamado al 911.Horas más tarde, a las 17.30 se hizo un llamado desde el Hospital a la Comisaría de la Mujer, ante el ingreso de la mujer con hemorragias.

Producto de la golpiza, la mujer presentaba hemorragias cuando ingresó en el Hospital al sufrir la rotura del bazo y la pérdida del embarazo que tenía una gestación aproximada de 4 a 5 meses.

El imputado practicaba boxeo o kick boxing. Sobre el detenido, en su momento, había denuncias: el año pasado había sido demorado por resistencia a la autoridad. «En su momento intervino el Juzgado de Paz y se le aplicó una perimetral durante los primeros meses de este año. Estuvo vigente hasta el 21 de abril, actualmente no tenía ninguna perimetral», aclaró el Comisario Gustavo Quemehuencho.

La víctima y el victimario estaban viviendo juntos, en una relación de aproximadamente cuatro años. La detención se realizó poco tiempo después de tomar intervención policial, en la casa de un familiar, sin oponer resistencia.

Por su parte, el Subcomisario Bruno Sbrissa señaló que los golpes le provocaron lesiones en el bazo y en el útero, y posteriormente ocasionaron el fallecimiento de la víctima. Micaela Zalazar falleció alrededor de las 20 horas en el Hospital «Julio de Vedia».

En el marco de las tareas investigativas, al faltar el teléfono celular de la víctima en su domicilio, se tuvo que realizar un allanamiento en horas de la medianoche en la casa de la madre del imputado de calle Freyre al 700. Allí fue encontrado el teléfono, entregado a la Justicia para los peritajes.

El imputado, en un primer momento, fue trasladado a Baigorrita, antes de que concurra a declarar a Mercedes. Posteriormente la Justicia le dará un nuevo destino.

En principio el Femicidio se caratula como Homicidio calificado Agravado por el Vínculo que tenía el imputado con la víctima, en Concurso Real por el aborto.

Línea 144. Violencia de género. Atiende las 24 horas, de manera gratuita y desde todo el país.

Comentarios

16/9/2020 | 15:14
#0
estos germenez deben ser desapare3cidos. RAPIDITO.
16/9/2020 | 12:43
#-1
Es extraordinario que de la autopsia se derive a lo violento. Es un llamado silenciiso al respeto del otro, principalmente a la mujer. No debe ser tratada como un objeto